En este documento el CEDRSSA trata de poner en la mesa de discusión la actual situación de la producción de café como producto estratégico para México; se realiza una revisión superficial en productividad, precio y mercado; haciendo hincapié en las diferentes propuestas que existen para desarrollo del sector cafetalero, tanto del gobierno federal como las de las organizaciones; y por último se presenta los apoyos a la producción de café en el Presupuesto 2019.

El Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria pretende dar a conocer la situación actual que vive el Sector Cafetalero, y cuáles son las propuestas de la administración pública federal para reactivar la producción y comercialización de este aromatizante. A nivel regional la mayoría de cafeticultores del Sureste de México (Chiapas es el principal estado productor, aporta 41.0% del volumen nacional, seguido por Veracruz 24.0% y Puebla 15.3%), los cuales viven en condiciones de pobreza, a pesar de que produzcan café y este sea un producto estratégico para el país, tomando en cuenta que su valor comercial es alto; ya que solo en el periodo 2017 alcanzo 383.0 millones de dólares por las ventas del café verde.

El artículo 179 de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable considera que el café es un producto estratégico para México; ya que posee un alto valor económico y social, es uno de los principales productos agrícolas que se comercializan en los mercados internacionales. Actualmente, el café es el segundo commodity más comercializado en el mundo1, sólo superado por el petróleo, además producir café realiza una función ambiental importante, ya que su producción se da bajo sistemas que mantienen una cubierta vegetal permanente sobre el suelo, reduciendo los problemas de erosión. La combinación de los beneficios económicos, sociales y ambientales que genera el cultivo del café hace necesario que los agentes involucrados en el sector promuevan los incentivos necesarios para apoyar la competitividad y crecimiento productivo del grano.

La producción en el país tiene carácter minifundista ya que cerca del 90% de los productores poseen superficies menores a cinco hectáreas o sea se asientan en una agricultura familiar. Aproximadamente, el 80% de la producción de café se destina a los mercados de exportación; en los años buenos los ingresos en divisas generados por las ventas de café son de alrededor de 800 millones de dólares, sólo superadas por las ventas externas de petróleo (Bartra, 2006).

ESTUDIOS E INVESTIGACIONES CEDRSSA. Cámara de Diputados.

DESCARGA DOCUMENTO.

http://s3.amazonaws.com/inforural.com.mx/wp-content/uploads/2019/05/07165718/96Las-propuestas-para-reactivar-la-producci%C3%B3n-y-comercializaci%C3%B3n-de-Caf%C3%A9-2019-08.pdf