México se ha convertido en el 11º productor y 10º exportador de alimentos a nivel mundial, en nuestro país se producen alrededor de 290 millones de toneladas cuyo destino son el consumo nacional y los mercados de exportación, en este último destino México vende al mundo poco más de  35 mil millones de dólares , generando un superávit en la balanza comercial agroalimentaria de más de  6 mil millones; en México el sector agroalimentario representa casi el 8% del PIB, genera el 13.5% de los empleos formales; un sector que crece más de lo que crece la economia en su conjunto y lo más importante, con un potencial para seguir desarrollándose y creciendo ante el aumento en la demanda de alimentos a nivel mundial.

Desde su campaña e inicio de su administración, el Lic. Andres Manuel Lopez Obrador, Presidente de todos los mexicanos, ha señalado que el sector agropecuario y pesquero será prioritario para su Gobierno y se convertirá en un motor para el desarrollo, siendo también muy claro en sus mensajes que reiteradamente ha realizado “ “Que los que nos dan de comer, coman y vivan bien” “ Por el bien del País, primero los pobres” o lo que se ha señalado como “ el rescate del campo mexicano”.

Todos estos mensajes, representan una deuda histórica y una factura pendiente de todos los mexicanos con la población del campo menos favorecida, en esta cuarta transformación se han generado programas específicos y prioritarios dentro de la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural y de otras dependencias que precisamente se enfocan a la atención de los pequeños productores de este país, lo cual es necesario y muy loable.

Más sin embargo, no se puede desatender a quienes están realmente generando la producción de alimentos, no se puede descuidar a los productores comerciales que son los que realmente compiten en los mercados, tanto nacionales como de exportación, para muchos paises, la producción de alimentos y el apoyo a sus productores, es un tema de seguridad nacional y se encuentra en la agenda más alta de las prioridades de sus Gobiernos y apoyan a todos sus productores, no importa el tamaño, sean pequeños , medianos o grandes, sin lugar a dudas es fundamental el que se lleve a cabo una clara diferenciación en las políticas públicas que atiendan las diferentes necesidades que se tienen en los diferentes estratos de la población rural.

La propuesta de Presupuesto de egresos 2020 que hace el Ejecutivo a la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural, representa una reducción del 29.3% de lo aprobado para este 2019, que fue de 65 mil 435 millones de pesos, la propuesta para el 2020, es de 46 mil 253 millones, un recorte de 19 mil 182 millones de pesos.

 

En esta propuesta, se eliminan programas y se reducen drásticamente recursos a otros cuyo enfoque es elevar la productividad, mejorar la infraestructura y la eficiencia en el sector, así como dar certidumbre a los productores y a la propia producción de alimentos, prácticamente desaparecen los programas de apoyo a la agricultura comercial.

Se habla de lograr la autosuficiencia alimentaria en algunos productos básicos, para ello se tiene que apoyar a todos los productores, no importa el tamaño, sean pequeños, medianos o grandes productores, la competencia esta fuera, no entre los mexicanos.

 

Ing. Luis Fernando Haro Encinas

Director General del Consejo Nacional Agropecuario.

 

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here