Acuerdo azucarero, Estados Unidos fue el vencedor

Acuerdo azucarero, Estados Unidos fue el vencedor

ERIK PÁEZ. SUPLEMENTO UNIONES. EL ECONOMISTA.

México aceptó disminuir de 53 a 30% la proporciono de azúcar refinada del total de sus exportaciones.

El gran ganador en la negociación de los nuevos “acuerdos de suspensión” sobre las exportaciones mexicanas de azúcar, el cual entró en vigor desde el 2014 y se renovó el pasado mes de junio, fue Estados Unidos, coincidieron expertos en el tema.

Con este nuevo pacto México accedió a bajar la calidad de las exportaciones de azúcar de 99.5 a 99.2% de polaridad o grado de pureza de refinación.

En entrevista para El Economista, Carlos Blackaller, presidente de la Unión Nacional de Cañeros, dijo que con el nuevo convenio al que se llegó, México está perdiendo la oportunidad de acceder al mercado de valor agregado, pues habrá que realizar las exportaciones por medio de las industrias refinadoras.

“Si viéramos esto como ganadores y perdedores, yo diría que los grandes ganadores de esta nueva modalidad de acuerdos son sin duda los refinadores americanos (…) al azúcar mexicana se le limita prácticamente toda posibilidad de innovación, de incursionar en el desarrollo de mercados innovadores y te remiten a un esquema tradicional de abasto de materia prima”, expresó.

Por su parte, Adrián Sánchez, secretario general del Sindicato Nacional de la Industria Azucarera, indicó que a pesar de los términos a los que se llegaron no todo fue malo para el gremio, pues no se colocaron aranceles a las exportaciones mexicanas del producto, como lo pretendían las autoridades estadounidenses.

“De alguna manera favoreció a los Estados Unidos, pero yo creo que le encontraron también la forma que se favorezca la industria azucarera del país, porque hubiese sido catastrófico si le hubieran colocado aranceles como era la intención, sobre todo ahorita que es punta de lanza para la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte”, argumentó.

MONEDA DE CAMBIO PARA EL TLCAN

En ese sentido, Carlos Blackaller mencionó que lo sucedido con los convenios azucareros sirvieron como moneda de cambio en lo que será la renegociación del TLCAN, que iniciará el próximo mes de agosto, pues, desde su perspectiva esto ayudará a que se de en armonía.

“Fue utilizada como moneda de cambio la agroindustria mexicana de la azúcar, pues permite que haya un escenario pacífico o estable en el marco de la próxima revisión y renegociación del TLCAN”, declaró.

De igual manera, Sánchez Vargas señaló que las autoridades mexicanas deben aprovechar el contexto de esta renegociación para tratar de cambiar las condiciones para el sector azucarero del país, aunque en el papel luce complicado.

“No digo que agachamos la cabeza, pero debe ser con mucha inteligencia para poder llegar a acuerdos que permitan seguir adelante. Esto yo creo que, en la medida que se vayan cumpliendo los nuevos convenios, tenemos que ir viendo cómo mejoramos internamente y seguramente buscar la oportunidad de una negociación que favorezca más a México”, expresó.

SE DEBE LEGISLAR EN COMERCIO EXTERIOR

Por otro lado, el presidente de la Unión Nacional de Cañeros comentó que un pendiente que tienen las autoridades mexicanas y el Congreso de la Unión es el equilibrio de la legislación mexicana en materia de comercio exterior referente al comercio desleal, porque a diferencia de Estados Unidos, en México la ley es muy compleja, lo que genera una desventaja para los productores nacionales.

“Las leyes antidumping en EU son laxas, son un esquema fácil para proteger a su mercado interno, en tanto la legislación de comercio exterior mexicana, que tiene que ver con las prácticas desleales de comercio, es muy complicada, estricta, donde poder demostrar un supuesto daño a una industria es altamente complejo y particularmente en ramas de actividad del sector agropecuario”, aseveró.

CIFRAS

80% aumentaría en el ciclo 2017-2018 la exportación nacional de azúcar.

38.6% de la producción total de azúcar en el país se da en Veracruz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *