Salir del TLCAN pegará a la canasta básica: maiceros.

Terminar con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) impactará en los precios de productos de la canasta básica como carne, huevo y leche, puesto que México depende de la importación de granos de Estados Unidos, entre ellos el maíz utilizado en esos sectores como uno de sus principales insumos, señaló Juan Pablo Rojas, presidente de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México.

“Es un crimen ese nivel (de dependencia). Este año el país importará 14 millones de toneladas de maíz de EU”, acusó Rojas.

Esa cifra representa un incremento de 15 por ciento en la compra del grano respecto al año pasado, el cual se utiliza principalmente para alimentar reses, pollos y cerdos destinados a la producción cárnica.

“Cancelar el TLCAN provocará el incremento en los precios de la canasta básica, pero se continuará importando maíz, seguramente de Argentina o Brasil. Lo podemos traer de Ucrania, que lo produce en mayor volumen que nosotros, pero implica un incremento en el precio”, indicó.

El dirigente agrícola señaló que para México no es positivo en general que se acabe el TLCAN, puesto que de alguna manera obligó a los productores que hoy son competitivos a escala internacional a capitalizar y modernizar, “no al ciento por ciento, pero los que han sobresalido es porque las condiciones del comercio entre los tres países los han obligado a modernizarse, a utilizar normas internacionales, por lo que los productores en condiciones de participar en el mercado internacional son muy competitivos”, subrayó.

Rojas recordó que para depender menos del maíz estadunidense es necesario modernizar 7 millones de hectáreas productoras con el fin de hacerlas más competitivas.

El líder indicó que, dependiendo de la zona para producir maíz, se requieren paquetes tecnológicos que cuestan entre 6 mil y 28 mil pesos por hectárea.

“Tendrás que meter asesoría técnica y capacitación, maquinaria, infraestructura de riego y modernizar caminos; se necesita es una gran inversión”, subrayó.

Si no hay acuerdos en las próximas negociaciones del TLCAN y Estados Unidos decide abandonarlo, como ha amenazado Donald Trump, México puede aplicar un arancel hasta de 35 por ciento a la entrada de maíz estadunidense.

El gravamen es parte de la tarifa agrícola de importación que tiene México, pero no se aplica a EU por el acuerdo comercial, explicó el presidente del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi), Jaime Zabludovsky.

“Hay un nivel máximo al que podemos ponerle aranceles dentro de la OMC; es un derecho que se puede ejercer sin violar las reglas”, señaló.

Zabludovsky indicó que aunque resultará positivo comprar maíz a Brasil y Argentina por la diversificación de los mercados de importación, con o sin tratado, el comercio con Estados Unidos continuará por razones de geografía.

fuente: SAGARPA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *