Tarahumaras enfrentan ahora crisis alimentaria

CARLOS GONZÁLEZ SIERRA. EL HERALDO DE CHIHUAHUA.

Cosechas son insuficientes, prevén hambre y migración a las grandes ciudades.

CHIHUAHUA, Chihuahua. En la Sierra Tarahumara hay actualmente una crisis en la producción de alimentos, principalmente de frijol y maíz, de éste último solo se obtuvieron 18 mil toneladas de autoconsumo, cuando en años anteriores se lograba una producción de hasta 32 mil toneladas, según el reporte estadístico de la Secretaría de Desarrollo Rural del Estado (SDR).

En la reunión con representantes indígenas se vieron aspectos básicos de transparencia, derecho al acceso a la información y protección de datos personales / Imagen: Cortesía.

Al cierre del año 2017 y en las previsiones para el actual, la SDR reportó que se trabaja a través de distintas iniciativas, pues la producción les garantiza abasto solo por el primer trimestre de este 2018, por lo que se prevén complicaciones derivadas de la baja producción en la región serrana, dedicada principalmente a la siembra para autoconsumo.

La Secretaría de Desarrollo Rural considera que si no se logra la intervención de los diversos niveles gubernamentales va a provocar hambre, porque está garantizado el autoconsumo solo los primeros tres meses del año y la siguiente cosecha sería hasta el mes de octubre. La falta de cosechas en años anteriores ha llevado a miles de indígenas tarahumaras, pimas, guarojíos y tepehuanos a migrar a las grandes ciudades, fenómeno que también se está contemplando para este año, según las proyecciones de la Comisión Estatal de los Pueblos Indígenas.En Cuauhtémoc, otro de los municipios urbanos de mayor crecimiento, tiene una población indígena de cinco mil personas; Delicias tiene alrededor de tres mil y Parral unos dos mil 500, siendo éstas también parte de las ciudades más grandes del estado.

En la Sierra Tarahumara hay actualmente una crisis en la producción de alimentos, principalmente de frijol y maíz, de éste último solo se obtuvieron 18 mil toneladas de autoconsumo, cuando en años anteriores se lograba una producción de hasta 32 mil toneladas, según el reporte estadístico de la Secretaría de Desarrollo Rural del Estado (SDR).

Continua la entrega de apoyos en la colonia tarahumara por DSPM / El Heraldo del Noroeste.

La Secretaría de Desarrollo Rural considera que si no se logra la intervención de los diversos niveles gubernamentales va a provocar hambre, porque está garantizado el autoconsumo solo los primeros tres meses del año y la siguiente cosecha sería hasta el mes de octubre.

Actualmente existe un déficit de 12 mil toneladas de maíz de autoconsumo en la sierra, derivado de la escasez de la lluvia del año pasado durante los últimos 45 días del ciclo agrícola. Por ello, la SDR delineó varias estrategias de apoyo para evitar que los habitantes de la sierra pasen hambre, entre las que se encuentran: reactivar la parte productiva a partir del programa de Incentivos para Productores de Maíz y Frijol (PIMAF); entregar los recursos del seguro catastrófico a esos municipios, y buscar la entrega anticipada del Proagro para alrededor de 40 mil hectáreas.

Además hay otros esfuerzos por parte de las secretarías de Desarrollo Social, Desarrollo Municipal y la Comisión Estatal para la Atención a los Pueblos Indígenas, quienes se preparan para atender el tema de la seguridad alimentaria.

SAGARPA OFRECE APOYOS

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación en Chihuahua, también reconoció la problemática de la baja en la producción de autoconsumo en la Sierra Tarahumara y otras partes del estado, que afecta a más de 150 mil indígenas de las cuatro etnias que existen en el estado, distribuidas principalmente en 25 de los 67 municipales.

El delegado de la Sagarpa, Isaac Cepeda Romero, señaló que entre las acciones implementadas, para los municipios de la sierra tarahumara, se encuentran el Programa de Incentivos para Productores de Maíz y Frijol, que para este año buscará aportar 55 millones de pesos para 18 mil pequeños productores de la entidad.

El delegado federal informó que se trata de un programa con el cual se cumplirá con justicia, transparencia y honestidad, para que llegue de manera oportuna a los productores más necesitados.

Además agregó que será en conjunto con las autoridades de cada municipio, con quienes se coordinarán para que se entreguen los recursos, luego de cumplir con la reglamentación requerida.

MIGRAN A GRANDES CIUDADES

Triste Navidad para los niños Moreno Olivas / Soraya Núñez.

La falta de cosechas en años anteriores ha llevado a miles de indígenas tarahumaras, pimas, guarojíos y tepehuanos a migrar a las grandes ciudades, fenómeno que también se está contemplando para este año, según las proyecciones de la Comisión Estatal de los Pueblos Indígenas.

Por ello en la actualidad, los municipios con mayor población indígena son Guachochi y Guadalupe y Calvo, enclavados en la profundidad de la sierra, con 40 mil y 25 mil habitantes de pueblos originarios, respectivamente; pero les siguen Chihuahua y Juárez, las dos ciudades más grandes de la entidad, que rondan el millón de habitantes cada una, con una población indígena que se estima entre 20 mil y 25 mil pobladores en cada una.

En Cuauhtémoc, otro de los municipios urbanos de mayor crecimiento, tiene una población indígena de cinco mil personas; Delicias tiene alrededor de tres mil y Parral unos dos mil 500, siendo éstas también parte de las ciudades más grandes del estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *