Balanza disponibilidad-consumo de productos agropecuarios

BOLETÍN MENSUAL SIAP-SAGARPA. ENERO 2018.

MAÍZ BLANCO. La expectativa de producción de maíz blanco en enero 2018, para el ciclo 2017/2018, es de 24 millones 746 mil toneladas 1.1% mayor al cierre de 2017. La oferta total del grano se espera que sea de 27.8 millones de toneladas; 2.9% superior a la del ciclo anterior y suficiente para satisfacer la demanda interna (22.9 millones de toneladas).

Se espera que el inventario final, al concluir 2018, sea superior a 2.8 millones de toneladas con lo que se coloca como el más alto, en la serie disponible para las balanzas mostradas.

El uso pecuario que se le da al maíz blanco se ha incrementado a lo largo del tiempo, se estima que para el ciclo en curso el aumento sea 5.0% respecto del cierre 2016/17 y 78.5% superior al destinado en el periodo 2012/13.

Respecto del cierre de ciclo de mercado 2017/2018, se espera que las importaciones del grano sean 7.2% menores y las exportaciones bajen 33.6 por ciento.

Los precios al productor en diciembre 2017 ($3,630/ton) disminuyeron 0.3% en comparación con el mismo mes de 2016 y 0.8% respecto del mes anterior; en tanto que el precio anual, al mayoreo, cayó 5.9% al pasar de $5,760/ton en 2016 a $5,420/ton en 2017; por el contrario, el precio de la tortilla a lo largo de la serie 2012-2017 ha ido en constante aumento, en diciembre 2017 fue de $13.26/kg, que representa un incremento de 0.3% respecto del mes previo, pero 7.6% mayor que su similar de 2016 cuando se pagaba a $12.32/kg, y 15.7% más caro en relación el precio de enero de 2012, cuando era de $11.46/kg.

MAÍZ AMARILLO

La expectativa de producción de maíz amarillo, realizada en enero 2018, para el ciclo 2017/2018, es de 3 millones 104 mil toneladas, 31.6% menor al cierre 2017. La oferta total del grano se espera que sea de casi 22 millones de toneladas; 5.1% superior a la del ciclo anterior y suficiente para satisfacer la demanda interna (17.0 millones de toneladas).

Se estima que el inventario final, al concluir 2018, sea superior a 4.5 millones de toneladas con lo que se coloca como el más alto de la serie disponible para las balanzas mostradas.

Para el ciclo en curso se calcula que el uso pecuario del grano aumente 6.0% respecto del cierre 2016/17 y 166.9% superior al destinado en el periodo 2012/13, debido al incremento en la producción ganadera.

La industria almidonera también tendría un repunte de 3.0% respecto del 2017 y el grano destinado a semilla 7.7 por ciento.

Respecto al cierre de ciclo de mercado 2017/18, y aun con el incremento en la producción, se prevé que las importaciones sean 5.4% mayores, en tanto que las exportaciones se mantendrán en un volumen similar al de 2017.

El precio promedio al productor de maíz amarillo, en diciembre de 2017, fue de $3,510/ton: esto es, 6.0% mayor que el registrado el mes anterior e igual al de su similar en 2016. El precio más alto fue alcanzado en enero de 2017 ($3,770/ton).

FRIJOL

El frijol es un alimento común en la mesa de los mexicanos; existen más de 70 variedades, las cuales reciben su nombre por su coloración, temporada o lugar de producción. Las variedades más consumidas son el azufrado, mayocoba, negro jamapa, peruano, flor de mayo y flor de junio. Le siguen en preferencia el garbancillo, el negro San Luis, el negro Querétaro y el pinto. La demanda nacional se complementa mediante comparas al exterior; en promedio en los últimos cinco años se han importado 121 mil toneladas, no obstante se han exportado 51 mil toneladas en promedio.

En 2017, la producción fue de millón 178 mil toneladas; 18.4% mayor a la de 2016. Aun cuando la producción fue buena, en el lapso de diciembre 2016 a diciembre 2017, los precios al consumidor del frijol negro y pinto se incrementaron $3.55 pesos por kilo en promedio, caso contrario al del frijol peruano que disminuyó $3.66 por kilo, no obstante, que esta variedad es la de mayor precio; rebasa los 40 pesos por kilo.

Condiciones de abasto

Los factores climáticos que afectan la productividad del cultivo, han sido favorables este año, por lo que el volumen de producción nacional para el ciclo de mercado octubre de 2017 a septiembre 2018 podría llegar a 1 millón 259 mil toneladas; 2.4% superior a la producción registrada en el periodo anterior.

Para el periodo indicado se espera que las exportaciones disminuyan ligeramente, respecto de lo registrado el año anterior (9.1%). En contraste las importaciones aumentarán 19.6%, al pasar de 107 a 128 mil toneladas; mientras que el consumo humano, se situará en 1 millón 56 mil toneladas, el mayor en los últimos tres años.

TRIGO CRISTALINO

Con cifras estimadas a enero del presente año, se tiene que la oferta total del cierre de mercado del ciclo 2017/18 podría ser por 2 millones 330 mil toneladas; 5% menos que lo logrado en 2016/17. Se espera que la producción cierre en 2 millones 72 mil toneladas, 11.3% menos que lo conseguido en 2016/17, lo cual implica que el estimado de exportaciones, para 2017/18, sea de 575 mil toneladas; 58.6% menos respecto del ciclo anterior, por lo cual los inventarios finales serán mayores, y representarán los segundos más altos de la serie disponible con balanzas.

Condiciones de mercado actuales

En cuanto al nuevo ciclo otoño-invierno 2017/18, cuyas siembras prácticamente terminaron en diciembre pasado, los productores declaran una intención de siembra de 220 mil 450 hectáreas, que representan 10% menos de lo sembrado en el ciclo similar anterior; de cumplirse, daría lugar a una menor producción que, de cualquier manera, permitiría cubrir la demanda interna, pero impactaría más a la baja las exportaciones del país.

Las estadísticas públicas mundiales no permiten observar balanzas disponibilidad-consumo por tipo de trigo grano. Sin embargo, los estimados de enero 2018, presentados por el USDA, indican que la producción mundial de trigo grano para el ciclo de mercado 2017/18 será de 757 millones de toneladas; 0.9% por arriba de lo registrado en 2016/17.

TRIGO PANIFICABLE

El estimado de cierre de oferta total del ciclo de mercado 2017/18, elaborado en enero 2018, es por casi 7.5 millones de toneladas, muy similar a lo conseguido en el ciclo precedente, pero con un inventario inicial que es 135 mil toneladas superior, lo cual compensa la caída esperada en la producción del periodo 2017/18 que podría quedar en un millón 420 mil toneladas; 8% menos que lo cosechado en 2016/17. Así, con cambios ligeros en los volúmenes importados y consumidos, se estima que el inventario final será de un millón 185 mil toneladas, muy similar al de 2016/17.

Condiciones de mercado

La demanda de trigo panificable para el ciclo 2017/18, requerida por México, está garantizada, gracias al volumen de importaciones, del orden de 4.8 millones de toneladas.

El último pronóstico del USDA, elaborado en el mes corriente, se mantiene la caída esperada en la producción de Estados Unidos (25% menos que en 2016/17), según dicha agencia la producción 2017/18 podría ser de 47.4 millones de toneladas; lo que implica con una reducción de sus exportaciones de 7.6%, las cuales cerrarían en 26.5 millones de toneladas.

Se espera que el precio, pagado al agricultor estadounidense, sea de 4.60 dólares por bushel para 2017/18, o sea 18.3% más caro que en 2016/17. No obstante, los precios en México aún no muestran variaciones considerables, se espera que se mantengan sin cambios importantes influidos más por la estabilidad de producción que se espera en el mercado mundial. En diciembre de 2017 el precio medio rural del trigo panificable, pagado al productor en México, fue de 3,780 pesos por tonelada; 2.6% menos que el similar del mismo mes de 2016, mientras que la variación de diciembre 2017 vs noviembre del mismo año es de 1.6 por ciento.

SORGO

Características de la producción

El promedio anual de la producción nacional de sorgo para el periodo 2013-2017 fue de 6.2 millones de toneladas, cuyo menor volumen cosechado (4.6 millones de toneladas), se registró en 2016, debido a una reducción en la superficie sembrada. La expectativa de producción para el año comercial 2017-2018 es que la producción aumente 14 por ciento.

La producción del grano se mantiene concentrada en cuatro entidades: encabeza Tamaulipas, seguida por Sinaloa, Guanajuato y Michoacán. La cosecha por ciclo es casi equilibrada, el otoño invierno aporta 51% y el primavera verano 49%.

A nivel mundial en los últimos cuatro años comerciales (septiembre-agosto), la producción de sorgo se mantuvo por encima de los 61 millones de toneladas; las previsiones para el próximo año indican caída de casi 5% y que la producción llegue a 59 millones de toneladas.

Condiciones de abasto

Oferta. Con base en el avance a enero, para el lapso comercial octubre 2017/septiembre 2018 se prevé una producción de 5.3 millones de toneladas con un inventario inicial de 995 mil toneladas; dicho inventario resulta menor en 13% comparativamente con el del ciclo comercial anterior, no obstante con la producción estimada y las importaciones a la baja respecto al mes previo, la oferta total permitirá satisfacer la demanda interna del grano.

Demanda. El requerimiento total de sorgo en el país se estima en 5.7 millones de toneladas, 7.3% más en comparación con el periodo 2016/17: el cual se cubrirá con una oferta total de 6.6 millones de toneladas. De dicha demanda, 5.5 millones (95%) corresponden al consumo industrial y el 5% restante a mermas y semillas para siembra.

Precios

A diciembre de 2017, el precio internacional se incrementó 4.9% en comparación con el mismo mes de 2016; este comportamiento se manifestó desde septiembre cuando subió a 147 dólares la tonelada respecto de 135 dólares en agosto. Esta situación contrasta con los precios internos de los productos balanceados que expresan una disminución; en los alimentos para ave de 11% y los de porcino casi 5%.

AZÚCAR

La expectativa de producción para el ciclo azucarero oct17/sep18 es de 6.2 millones de toneladas; 225 mil toneladas más que el ciclo anterior, se espera que esto genere un incremento de 187 mil toneladas en la disponibilidad del endulzante.

El inventario inicial de seste ciclo es de un millón dos mil toneladas; 35 mil menos que el inventario de inicio del ciclo anterior, sin embargo, se encuentra en nivel suficiente para cubrir la demanda de arranque de la zafra 17/18.

Condiciones de mercado

Se espera que el producto disponible excedente se destine al mercado exterior lo que representará un incremento de las exportaciones de 13.1 por ciento en tanto que el consumo nacional se contraerá marginalmente (0.2%).

Estados Unidos, Canadá y Singapur figuran como los principales destinos del endulzante mexicano con 86%, 7 y 3% respectivamente.

Los precios del azúcar en el país se mantienen altos; durante diciembre de 2017, el precio al consumidor fue de 25.3 pesos por kilo; 18.1% más alto que su similar en 2016, mientras que el de mayoreo incrementó 18.3%, al pasar de 13.80 pesos por kilo en noviembre de 2016 a 16.30 pesos por kilo en el 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *