Balanza disponibilidad-consumo de productos agropecuarios

BOLETÍN MENSUAL SIAP-SAGARPA. MARZO 2018.

MAÍZ BLANCO. La expectativa, a marzo, de oferta total de maíz blanco para el ciclo de mercado 2017/2018, es de 26.9 millones de toneladas; 0.4% menor al ciclo 2016/2017.

Se espera que la producción totalice 23.9 millones de toneladas; 2.5% menos que lo conseguido en 2016/17, y que las compras al exterior sean por 912 mil toneladas; 7.2% menores a las del periodo comparativo.

Se prevé que las exportaciones del grano continúen a la baja y sumen 987 mil toneladas; 33.6% menos que en 16/17.

En cuanto al destino que se le dará a la producción nacional de maíz blanco: 54.1% será para consumo humano (12.9 millones de toneladas); 20.0% (4.8 millones de toneladas) para el subsector pecuario y 21.3% al autoconsumo (5.1 millón de toneladas); el resto se divide entre exportaciones, mermas y semilla para siembra.

Condiciones de mercado

El precio al productor del maíz blanco, reportado a febrero 2018, fue de $3,660 pesos/ton; 0.3% menor al conseguido el mes anterior, 10.1% menor al pagado en febrero 2017 y 7.6% por debajo del de febrero 2012.

Al mayoreo la cotización del grano blanco, en febrero 2018, fue de $5,550 pesos/ton; 1.3% mayor en comparación con el mes anterior, pero 1.8% menor al alcanzado en febrero 2017.

El precio de la tortilla se incrementó 0.8%, de enero a febrero de 2018; 3.6% con respecto a febrero 2017, y 15.7% en comparación con febrero de 2012.

MAÍZ AMARILLO

Con cifras estimadas a marzo del presente año, se tiene que la oferta total al cierre de mercado del ciclo 2017/18 de maíz amarillo, podría ser de 20 millones 492 mil toneladas; 5.4% mayor que lo logrado en 2016/17. Se espera que la producción del grano totalice 3 millones 38 mil toneladas, 3.1% menos que lo conseguido en 2016/17.

Las ventas al exterior se estiman en 6 mil toneladas, cantidad similar a la de 2016/17, en tanto que los inventarios finales quedarían en 3.2 millones de toneladas; 2.5% mayores a los del cierre de 2017, con lo que se coloca como el más alto, en la serie disponible para las balanzas mostradas.

El monto destinado a consumo pecuario (13.4 millones de toneladas) continúa en aumento, se calcula que para el ciclo en cuestión se eleve 6.0%, en comparación con 2017; en tanto que el consumo humano llegue a 378 mil toneladas; 7.4% mayor. La industria almidonera demandará 2.8 millones de toneladas 3.0% más en relación con 2016/2017.

Condiciones de mercado

El precio promedio al productor de maíz amarillo en febrero de 2018, fue de $3,670/ton; 1.6% menor que el obtenido el mes anterior y 3.4% mayor al de su similar en 2017.

En la serie mensual, enero 2012-febrero 2018, el precio máximo pagado al productor fue de $4,460/ton en septiembre de 2012 y el mínimo en octubre de 2014, $2,610/ton.

FRIJOL

Condiciones de abasto

Para el ciclo Otoño-invierno 2017/18, los productores de frijol sembraron una mayor superficie (10.6%) respecto de su similar ciclo anterior; pasando de 111 mil hectáreas el año pasado a 145 mil hectáreas para este; aunque el rendimiento esperado por hectárea es ligeramente inferior (7.5%), y no ha tenido un impacto significativo en la expectativa de producción del frijol. No obstante la superficie siniestrada se redujo 89% respecto del año anterior; esto contribuye a que la producción estimada sea 4.8% mayor a la del ciclo anterior, es decir, un millón 235 mil toneladas, la segunda más alta de los últimos cinco años.

El volumen de producción del país de este grano es suficiente para cubrir las necesidades de consumo nacional, sin embargo, se importa frijol para ofrecer mayor variedad a los consumidores, este año se espera que las importaciones alcancen las 147 mil toneladas; 37% más respecto del año anterior, derivado de menores precios del grano a nivel internacional, en contra parte, se estima que las exportaciones estén cerca de las 64 mil toneladas lo que representa una contracción de 16.9% respecto al año anterior.

Condiciones de mercado

Se espera que el consumo aumente 4.6%, coincidiendo con el crecimiento esperado de la producción, en las mismas proporciones se espera que crezca las semillas para siembra y las mermas, 82 mil y 53 mil toneladas, respectivamente. El caso de los inventarios es de resaltar, pues al concluir 2018, rondará las 293 mil toneladas, el mayor inventario disponible del último lustro.

Las condiciones de abasto no han variado mucho respecto del año anterior, sin embargo, los precios al consumidor están al alza. El frijol negro ha incrementado su precio en 12.1% respecto del precio registrado en febrero del año anterior. El frijol pinto también registró un aumento de casi dos pesos en el mismo periodo, sólo el frijol peruano disminuyó, aunque, es la variedad más costosa.

TRIGO CRISTALINO

El ciclo de mercado 2017/18 está por terminar, el volumen de producción de trigo indica una disminución anual de 11%, de modo que cerraría en dos millones de toneladas. El consumo humano, principal uso del grano, es de poco más de 700 mil toneladas, y las exportaciones caen a 650 mil toneladas al cierre de 2017/18, mientras que en 2016/17 fueron de 1.4 millones, por lo que la disminución es de 53 por ciento. Cifras del Centro de Comercio internacional (ITC, por sus siglas en inglés) permiten observar que México comúnmente se encuentra entre los cinco principales exportadores de trigo cristalino del mundo, pero en el año calendario 2017 cayó al sexto lugar, no obstante que en 2016 ocupó la segunda posición, con más de un millón y medio de toneladas, superado por Canadá que cada año exporta más de cuatro millones de toneladas. Una de las razones que explica la caída de las ventas del cereal mexicano, se encuentra en los precios internacionales, ya que Canadá ofreció su producto en 266 dólares por tonelada en el año calendario 2017, mientras el de México fue de 277 dólares. De los principales exportadores, destaca la República Checa que vendió a 190 dólares por tonelada en 2017, lo que le permitió colocar exportaciones por 908 mil toneladas.

A pesar de lo señalado anteriormente, se espera que las exportaciones de México repunten en 2018, tan sólo durante enero y febrero de 2018 se exportaron 187 mil toneladas de trigo cristalino al extranjero, mientras que en los mismos meses de 2017 se vendieron 84 mil, lo que representa un incremento de 123%.

Los problemas de comercialización del cereal han motivado que para el ciclo de mercado corriente se estime producir 1.5 millones de toneladas; 27% menos que lo conseguido en el ciclo precedente, lo cual permitiría exportaciones por 900 mil toneladas que, de lograrse, darían lugar a inventarios finales del orden de 257 mil toneladas.

TRIGO PANIFICABLE

El actual ciclo de mercado 2017/18 para trigo panificable está por culminar, las cifras estimadas prácticamente se mantienen iguales a las de febrero, excepto para las importaciones que considera sean menores, 4.6 millones de toneladas, mientras que en febrero se calcularon en 4.8 millones. Lo anterior incide en los inventarios finales, se espera que sean de 927 mil toneladas, mientras que en febrero se estimaron en 1.1 millones de toneladas.

Las compras de trigo panificable que realiza México provienen principalmente de Estados Unidos, país que en el año calendario 2017 cubrió casi 70% de las adquisiciones del cereal con 3.2 millones de toneladas; otros abastecedores importantes fueron: Canadá con 879 mil toneladas, enseguida Rusia con 357 mil y en cuarto lugar Ucrania con 184 mil toneladas.

A pesar de la mejora esperada en la producción para el ciclo 2017/18 respecto del 2016/17, no se logra superar el mayor volumen registrado, para la serie disponible en la balanza, en 2015/16 con 1.8 millones de toneladas, 11% más que lo estimado para 2017/18.

El ciclo otoño-invierno (OI) aporta casi el total de la producción nacional de trigo panificable del país y el correspondiente al periodo agrícola 2017/18 se encuentra en etapa de plantaciones, los agricultores esperan sembrar alrededor de 280 mil hectáreas; 20 mil hectáreas más que en el ciclo similar anterior.

Al cierre del ciclo OI 2016/17 las principales entidades productoras fueron: Guanajuato, aportó 231 mil 500 toneladas, 18% del total nacional; Sinaloa, con 226 mil 400 toneladas (17.5% del nacional); Sonora con 225 mil 800 toneladas y Michoacán con 222 mil 500 toneladas, que representan 17% del total nacional para cada uno de estos dos últimos estados.

SORGO

Características destacadas en la producción

En el periodo 2013-2017 la producción promedio anual de sorgo alcanzó 6.2 millones de toneladas, pero en 2016 debido a una reducción en la superficie sembrada la producción disminuyó a 4.6 millones de toneladas, (la menor en el lapso). Para el año comercial 2017-2018 la expectativa de producción es un aumento aproximado de 12%, respecto al año previo.

La producción de sorgo en el país está altamente concentrada en cuatro estados, Tamaulipas como líder nacional, seguida por Sinaloa, Guanajuato y Michoacán. Por ciclo la producción mantiene un equilibrio, el otoño invierno genera 51% y el primavera verano aporta 49%.

A nivel internacional, en los últimos cuatro años comerciales (septiembre-agosto), la producción del grano permaneció por arriba de 61 millones de toneladas. Para el año próximo se estima una reducción de casi 5% y la producción sólo sea de 59 millones de toneladas.

Condiciones de abasto actuales

Oferta. De acuerdo con datos del avance agrícola a marzo del ciclo comercial oct 2017/sep 2018, se espera una producción de 5.2 millones de toneladas, que representan 12.5% más que lo obtenido el ciclo anterior. El inventario inicial dispone de 995 mil toneladas, 13% menos que el ciclo pasado. Con este escenario se prevé una menor compra externa de sorgo en alrededor de 314 mil toneladas, es decir 45% por debajo de lo comercializado en el ciclo pasado.

Demanda. En 5.8 millones de toneladas se estima la demanda total de sorgo, 7% más que lo requerido el periodo anterior. Con la producción estimada del grano se esperan satisfacer los requerimientos tanto de consumo directo, como para la industria pecuaria.

Precios

Los precios de los alimentos balanceados en un año (febrero 2018/17) disminuyeron, excepto el alimento para bovino destinado a la producción de carne. Las mayores variaciones negativas correspondieron a los de ave (-8.3%) y a los de porcino (-7.9%), ello a pesar de los incrementos internacionales del sorgo y las variaciones en el tipo de cambio, en lo que va del 2018.

CARNE DE AVE

Características destacadas en la disponibilidad nacional

Con cifras a marzo, se prevé para 2018 una disponibilidad de carne de ave de 3.8 millones de toneladas, lo que representa un incremento de 2.4% respecto del año anterior y la más alta observada desde 2013.

Asimismo, se espera que el consumo nacional aumente 90 mil toneladas, mientras que el incremento en la producción será de 87 mil más comparadas con el ciclo anterior.

Las compras de carne de ave que México realiza al extranjero se incrementaron a una tasa anual promedio de 7.4% en el periodo 2017-2013, mientras que la producción aumentó en promedio 3.4% al año en el mismo periodo.

Condiciones de mercado

Para satisfacer la demanda interna es previsible una producción nacional de 3.3 millones de toneladas y compras al extranjero por 532 mil toneladas.

Los productos de mayor demanda al extranjero, durante los dos primeros meses de 2018, fueron las piernas y muslos de pollo (49.6%) provenientes en su totalidad de Estados Unidos, principal país proveedor de México con 95.2% de las importaciones del cárnico.

Durante febrero de 2018, el precio promedio en canal se sitúo en 33.7 pesos por kilo, su incremento fue de 4.5% al compararlo con el similar de 2017. Mientras que, en el mismo periodo, el precio al consumidor en las principales ciudades del país, fue de 43.4 pesos por kilogramo, 4.1% más que en febrero del año anterior.

CARNE DE PORCINO

Características destacadas en la disponibilidad nacional

En 2018 se espera una disponibilidad de carne de porcino de 2 millones 331 mil toneladas, cifra mayor en 3.9% a la oferta nacional del año previo. La oferta se integrará por un millón 487 mil toneladas con origen en la producción interna y 844 mil toneladas por compras externas. En el referido año se estima un consumo nacional de 2 millones 198 toneladas del bien pecuario, el cual será 3.7% superior al registrado en 2017, y se considera un volumen de exportación de 133 mil toneladas, principalmente con destino a Japón, Corea y los Estados Unidos.

Condiciones de mercado

Durante el primer bimestre del año, la porcicultura mexicana logró consolidar un volumen de 238 mil 499 toneladas, que resultó 4.3% superior al obtenido en el mismo periodo del año previo. Por entidad federativa productora, Jalisco y Sonora encabezan la actividad, sus volúmenes son los más significativos, ambos generaron poco más del 39% de la producción nacional del cárnico en el referido periodo. Una mayor exportación de carne de porcino nacional, se espera sea resultado de los esfuerzos realizados en materia de certificación y la ampliación de las unidades productoras en el esquema Tipo Inspección Federal; se considera que en el transcurso de 2018 la puesta en operación de tres nuevas unidades de sacrificio con capacidades superiores a las que actualmente tienen las líderes.

Durante febrero, el precio al mayoreo de carne de porcino presentó un nivel que resultó 3.4% superior al mayor respecto al mismo lapso de 2017, en el mismo sentido el precio al productor fue 2.5% mayor, y al consumidor su incremento fue marginal.

LECHE BOVINO

Para 2018, se estima que la producción será de 12 mil 26 millones de litros; 218 millones de litros más de lo conseguido en 2017. La oferta productiva nacional está concentrada en los estados de Jalisco, Coahuila, Durango y Chihuahua, que aportan casi la mitad del suministro lechero. Con tal volumen se espera cubrir una demanda interna estimada de 16 mil 77 millones de litros, de la cual 4% se destinará para venta al exterior (623 millones de litros).

Para complementar el suministro del lácteo, se estima adquirir del exterior 4 mil 51 millones de litros; 325 millones de litros más que el año anterior. En promedio por año se han importado, en los últimos cinco años, 3 mil millones de litros; debido a que el consumo que se ha incrementado aproximadamente en 400 millones de litros por año.

La leche líquida pasteurizada se cotizó al consumidor, durante febrero de 2018, en 16.61 pesos por litro, que significa un incremento de 7.9 % comparado con el mes similar de 2017, cuando el precio fue de 15.40 pesos por litro.

HUEVO PARA PLATO

Características destacadas en la disponibilidad nacional

Se prevé para 2018 una disponibilidad de huevo para plato de 2 millones 928 mil toneladas, volumen superior en 2.9% a la oferta de 2017. En la oferta nacional, la producción avícola mexicana aportará 2 millones 912 mil toneladas, en tanto que, las compras al exterior se espera alcancen 16 mil toneladas. En la demanda del bien, se estima 2 millones 768 mil toneladas se consuman en fresco y que 146 mil sean transformadas por la industria.

Condiciones de mercado

En febrero la avicultura nacional reportó una producción de 231 mil 361 toneladas, por lo que, al finalizar el primer bimestre del año, la producción acumulada nacional de huevo para plato alcanzó un volumen de 461 mil 338 toneladas, que significó 4% mayor al obtenido en símil periodo de un año antes. A nivel regional, las entidades que obtuvieron los mayores volúmenes son: Jalisco, Puebla y Sonora, las cuales integraron una producción de 351 mil toneladas.

Durante los dos primeros meses del año los precios en los distintos mercados nacionales de compra-venta observaron movimientos alcistas. Al productor la cotización a febrero refiere un aumento anual de 59%, al mayoreo 49.6% y consumidor 41.3 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *