“Que prueben que no tenemos derecho al agua”: Julián LeBarón

Preocupa al líder mormón no saber cuándo volver a trabajar; pide reunión urgente con el gobernador

Saúl García Meza

El líder activista Julián LeBarón informó que el martes por la noche arribaron elementos policiacos al rancho La Mojina para asegurarse de que no fueran a ingresar nuevamente los barzonistas, sin embargo la preocupación del líder mormón es saber cuándo podrán regresar a trabajar, sobre todo la atención que requieren los nogales, “si las autoridades del Estado presentan pruebas y nos dicen que no tenemos derecho a utilizar el agua, nosotros haremos caso a las instituciones”, refirió, además de demandar una reunión urgente con el gobernador Javier Corral.

Comentó que jamás le han negado el permiso y la bienvenida a la autoridad que haya ido a La Mojina para que hicieran su trabajo, sin embargo están en contra de los que “vienen a decir quítense ustedes que sólo nosotros podemos estar aquí”.

Aseguro estar en contra de la llegada de autoridades de Conagua con un grupo de barzonistas para hacer destrozos, “tengo entendido que quieren un acercamiento, pero nos quieren mandar con los chanates, no entiendo la actitud”, refirió el líder activista.

Al cuestionarle si han solicitado reunión con autoridades de Gobierno, dijo que sí, sin embargo César Jáuregui, quien anteriormente los había recibido y que a decir del líder activista fue también quien les ofreció protección a la comunidad LeBarón, ahora no les atiende y desconocen quién pudiera recibirlos.

“Si Gobierno del Estado no nos da protección y el derecho de presentar pruebas y un tribunal que nos escuche como dictamina la Constitución, iremos a un tribunal internacional para que nos escuchen… Tenemos imágenes que aprueban con certeza la manera en que avientan piedras y palos, antes de que nosotros levantáramos una mano para defendernos”, explicó respecto a la denuncia que El Barzón puso en su contra por los balazos que dispararon en contra de la pick up de LeBarón robada por los barzonistas.

Finalmente comentó: “Ahora resulta que alguien que te avienta una piedra y que te defiendas es delito, literalmente te arrollan con tu propio automóvil que te acaban de bajar a golpes y no puedes defenderte”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *