Egresados de Chapingo piden un nuevo sistema nacional agroalimentario

CAROLINA GÓMEZ MENA. LA JORNADA.

Plantean acciones al próximo gobierno para generar bienestar rural.

Para la creación de un nuevo sistema nacional agroalimentario se debe establecer un pacto social entre los sujetos del desarrollo rural y el gobierno, aseguró la Asociación Nacional de Egresados de Chapingo (Anech).

En un manifiesto, exponen que la próxima administración federal y las que le sigan deberán establecer programas, diseñar proyectos y proponerse metas, así como aprobar presupuestos que garanticen la seguridad y soberanía alimentarias, la erradicación de la pobreza extrema y el hambre, la disminución de la migración, así como para generar empleo y bienestar en el campo e incentivar la producción, acopio, procesamiento y abasto de mercado interno urbano.

Plantean que se deben tomar las medidas para diversificar los mercados internacionales y la ob­tención de una balanza agroalimentaria, forestal y pesquera superavitaria, considerando la importación de insumos, como fertilizantes, semillas, combustibles, y maquinaria y equipo necesarios.

Solicitan emprender medidas para aumentar el nivel de bienestar rural en educación, salud, vivienda, arraigo y atención a grupos vulnerables. También emprender una rehabilitación productiva de recursos naturales, suelo, agua, flora y fauna; tomar medidas para la adaptación y mitigación del cambio climático; establecer una alineación de las leyes rurales secundarias a la Constitución y entre sí y coadyuvar en la seguridad nacional. Este aspecto debido a que por la falta de expectativas de ingreso y vida digna en el sector rural, muchos campesinos, sobre todo jóvenes, se ven obligados a emigrar adonde muchas veces no encuentran empleos y fácilmente son atrapados en las redes del narcotráfico.

La Anech expone que en seguridad y soberanía alimentarias es necesario iniciar acciones de corto, mediano y largo plazos con miras a alcanzar la meta planteada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura de producir en México al menos 75 por ciento de los alimentos que se consumen.

Particularmente en cuanto a maíz amarillo, arroz y trigo harinero, de los cuales se importa al año 80 por ciento o más de lo que producimos. Lo haremos también con los productos cárnicos y lácteos, cuyo déficit en los últimos años ha aumentado más de 30 por ciento, de 2011 a 2016, y 74 por ciento, respectivamente.

Añade que para aterrizar esta estrategia y vincularla con el resto de las acciones a desarrollar se realizarán un diagnóstico integral territorial participativo; un programa integral de desarrollo rural territorial y proyectos de inversión territoriales.

Acerca de disminuir pobreza y migración se propone una estrategia conjunta con las instituciones públicas y la sociedad rural, para atacar estos grandes flagelos, que se establezcan programas productivos sustentables y económicamente rentables, de arraigo y no programas asistencialistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *