Se advierte por una posible crisis en cultivos por falta de lluvias

CUAUHTÉMOC, Chih.- Ante la esporádica presencia de unas mínimas precipitaciones pluviales y al carecer de humedad en las tierras, los productores de maíz de temporal no han sembrado prácticamente nada, preocupados porque este año el pronóstico del temporal lluvioso sea mucho más inferior que el año pasado, informó el jefe del Distrito 06 de la Sagarpa, Jesús Antonio Villagrán Domínguez.

En ese sentido, expresó que de aproximadamente 15 mil hectáreas en promedio que se utilizan en este distrito para maíz de temporal, realmente han sido mínimas, casi nulas las parcelas establecidas, es decir no es nada significativo.

“El maíz de temporal se ha sembrado prácticamente nada, no ha habido humedad para sembrar, normalmente se siembra muy poquito de temporal, porque más bien es de autoconsumo o para hacerlo silo y obtener forraje o alimento para el ganado”, manifestó el funcionario de la Sagarpa.

No obstante, dijo que dadas las condiciones, en cuanto se presenten las primeras lluvias abundantes, estimadas para la siguiente semana que marcará el inicio del mes de julio, los campesinos podrían animarse a sembrar.

En lo que respecta al frijol, Villagrán Domínguez refirió que hasta el momento la siembra no se ha producido porque todavía se tiene hasta el 20 de julio para establecer las parcelas.

Como no se ha sembrado frijol, cuyo cultivo es el que resulta afectado por la plaga del chapulín, agregó que aún no se ha intensificado algún que otro brote que ha surgido sobre todo en predios ganaderos o en pastizales a orillas de arroyos.

Aseguró que el Comité Estatal de Sanidad Vegetal habrá de prever este problema de plaga con la disposición del veneno correspondiente para su exterminio, posterior a haber hecho un análisis de diagnóstico con el conteo de huevecillos detectados.

El titular de la Sagarpa manifestó que el sector más golpeado con esta sequía ha sido el ganadero, puesto que los productores tienen que acarrear agua, así como darle suplemento alimenticio a sus hatos.

Sin embargo, dijo que como esto ya es repetitivo todos los años, los ganaderos ya saben bien cómo actuar cuando empiezan a bajar de peso las vacas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *