Migran a EU productores de frijol ante falta de pagos

Productores de frijol de la región de Namiquipa han empezado a dejar sus tierras debido a que no logran vender sus cosechas, mientras que el Gobierno del Estado tampoco les ha pagado por completo las primeras mil toneladas que le vendieron hace medio año.

Ramón Alonso Enríquez, alcalde de Namiquipa, indicó ayer que la situación ya es desesperante, máxime que el Estado no les ha liquidado casi dos millones de pesos de la primera entrega que se hizo.

Como se recordará, el pasado 12 de febrero, los productores y las autoridades acordaron que el Estado compraría mil toneladas a los productores de frijol a razón de 17 pesos por kilo, además de que les prometió movilizar otras tres mil toneladas.

A casi medio año de ese anuncio, los productores han recibido los pagos de manera parcial; al cabo de manifestaciones, primero les pagaron en febrero siete millones de pesos y después de otras protestas, en junio les dieron ocho millones; faltan otros dos millones de pesos.

“Lo que les deben de las mil toneladas es un millón 900 mil pesos y ya a través de una organización de los propios productores, entre ellos se organizaron para repartir el dinero pagando el kilo a razón de 14 pesos, de manera que aun cuando ‘castiguen’ un poco el precio, se pueda distribuir entre más campesinos. Sin embargo, la realidad es que aún así no les alcanza ni logran recuperarse y muchos ya empezaron a dejar sus tierras para irse con familiares a Estados Unidos, a trabajar para juntar dinero”.

Enríquez Mendoza puntualizó que en las bodegas del centro de acopio hay 30 mil toneladas, por lo que el pago de mil toneladas no resuelve nada y solamente es para que los productores tengan algo para vivir.

De hecho –recalcó— todavía están pendientes de pago otras tres mil toneladas que se le entregaron al gobierno estatal y por las cuales, ni siquiera han empezado las gestiones de cobro pues no se las han reconocido.

El presidente municipal expuso como un síntoma crítico que ha visto por lo menos a cinco productores que considera sus amigos cercanos, quienes se han ido a Estados Unidos con sus familias para poder conseguir trabajo y reunir recursos.

“El problema es que si se siguen yendo, no habrá cultivos para el próximo año y es lamentable que se tengan que ir por estos motivos”.

Abundó que los productores que se quedan están a la espera de que el frijol se acabe en otros estados, aunque todo indica que los acopiadores llenaron sus bodegas con producto de Estados Unidos, por lo que la proyección es negativa.

Los productores de distintas regiones han realizado protestas para pedir el apoyo de las autoridades, ya que el producto se está quedando en las bodegas, sin embargo, la respuesta hasta el momento se centró en ‘comprarles’ sin acabar de pagarles, así como la comercialización a través de pequeñas ferias de productores. -Orlando Chavéz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *