Logran entendimiento México y Estados Unidos sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte

SALA DE PRENSA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA. Con información de AMLO.ORG.MX.

Este lunes, las negociaciones bilaterales entre México y Estados Unidos respecto del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) alcanzaron un entendimiento sobre los principales temas de importancia para ambos países.

Los Presidentes de México, Enrique Peña Nieto, y de Estados Unidos de América, Donald J. Trump, tras recibir un reporte de sus equipos, sostuvieron por la mañana de este lunes una llamada telefónica en la que coincidieron en la importancia de los entendimientos logrados, y celebraron que los mismos promoverán el empleo, la competitividad y el comercio en la región.

De igual manera, manifestaron su interés en que Canadá se reincorpore al proceso de negociación para revisar temas bilaterales con Estados Unidos y con México, con la finalidad de concluir una negociación trilateral esta misma semana.

Como parte de la conversación, el Presidente Peña Nieto reiteró la importancia de la participación de Canadá en el Tratado, como se lo refrendó al Primer Ministro Trudeau en una llamada telefónica el día de ayer.

Como es del conocimiento público, a partir del mes de julio de 2018 se integraron a las negociaciones, en calidad de observadores, miembros del equipo de transición del Gobierno del Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador, quienes han tenido un papel constructivo.

Los entendimientos logrados respecto del TLCAN entre México y Estados Unidos son el resultado de una negociación exitosa, que refleja un equilibrio entre los intereses de ambos países y aporta certidumbre a los agentes económicos.

Conversan el Presidente Enrique Peña Nieto y el Primer Ministro Justin Trudeau sobre el estado de las negociaciones en torno al TLCAN

Por la noche del domingo, el presidente Enrique Peña Nieto y el Primer Ministro de Canadá sostuvieron una conversación sobre el estado de las negociaciones en torno al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El Presidente de la República comentó con el Primer Ministro los últimos desarrollos en el proceso y expresó el interés de México de que Canadá se reincorpore a la negocación.

Celebra AMLO que queda a salvo soberanía de México durante  renegociación del TLC

Por su parte, el presidente electo de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, celebró que quedó a salvo la soberanía de México durante la renegociación del Tratado de Libre Comercio, debido a que se reservó el derecho de reformar su Constitución y sus leyes en materia energética.

“Y quedó asentado de que el petróleo y los recursos naturales de México pertenecen a nuestra nación, eso se estableció con mucha claridad en el proyecto de tratado, de acuerdo”, indicó.

Reconoció la actitud de respeto del presidente Donald Trump que entendió “nuestra postura, que estuvo de acuerdo en este aspecto, que para nosotros era fundamental, nosotros no podíamos aceptar otra cosa”.

Dio a conocer que originalmente se había elaborado un capítulo muy extenso y comprometedor, el cual se hizo a un lado y se redujo a tres párrafos, pero muy importantes para dejar de manifiesto que México es un país libre y soberano, sobre todo en el tema tan importante de los energéticos.

Aclaró que ve con buenos ojos el que se haya establecido un aumento en los salarios para trabajadores de la industria automotriz, es decir, esto desde el principio lo vio bien.

Recordó que desde hace meses dijo que uno de los temas que coincidió con Donald Trump es el aumento al salario a los trabajadores mexicanos que laboran en la industria automotriz, esto quedó asentado en este proyecto de acuerdo.

“Este paso da estabilidad económica, financiera, nosotros actuamos con responsabilidad, cuidando lo fundamental y afortunadamente se logró dejar de manifestó que México es un país soberano y en el tema energético, solo nos corresponde a los mexicanos decidir qué debemos hacer para el manejo, la administración de nuestros recursos naturales”, dijo.

Comentó que fue un buen trabajo realizado por el equipo de transición en la renegociación del TLC, que estuvo encabezado por el próximo secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, porque no es un asunto nada más comercial, sino político-diplomático y el negociador directo fue Jesús Seade.

Agregó que participó la propuesta secretaria de Economía, Graciela Márquez y quienes estarán a cargo de dependencias del sector energético que fueron consultados, fueron reuniones permanentes, constantes, tensión, pero se fijó la postura desde el principio con firmeza.

Reconoció que Donald Trump, escuchó la propuesta que tiene que ver con energético que quedó establecido en el proyecto del tratado.

En otro tema, López Obrador señaló que es importante se convoque a Canadá para que se mantengan en el Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que es un integrado por tres países.

Llamó a Canadá a participar en la negociación en estos días y se busque el acuerdo, que se utilice la política que es un noble oficio para dirimir, resolver diferencias, se logró con México este acuerdo, “pero queremos que se logre también con Canadá”.

Informó que el día más tenso en la negociación sobre todo en lo que tiene que ver con el capítulo energético, le habló por teléfono el presidente Enrique Peña Nieto y antes de salir para Tuxtla Gutiérrez se comunicó Peña para informarle, le agradeció mucho que haya tenido ese gesto.

Comentó que Peña Nieto busca al gobierno canadiense, al primer ministro Justin Trudeau para que se inicien relaciones comerciales para Estados Unidos y México.

Posicionamiento sobre el entendimiento entre México y Estados Unidos en la renegociación del Tratado de Libre Comercio

Como es de su conocimiento, se ha alcanzado un entendimiento en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre México y los Estados Unidos y esperamos que en los próximos días, también lo sea con Canadá, que es un socio estratégico para nosotros.

En el último mes el equipo del presidente electo ha participado en las pláticas por conducto del Dr. Jesús Seade, quien se encuentra en Washington, DC, en su calidad de observador del proceso.

Vemos como un avance positivo el entendimiento que hoy se anuncia. Por una parte, reduce la incertidumbre sobre la economía y, por la otra, recoge las principales preocupaciones planteadas por el equipo del presidente electo. Especialmente, las relativas al sector energético mexicano; las condiciones laborales y salariales de nuestros trabajadores y el mantenimiento de los espacios trilaterales para la solución de controversias, así como la certeza en el mediano plazo del propio Tratado.

En los próximos días continuaremos participando en las negociaciones trilaterales, con la presencia de Canadá, que como ya mencionamos es indispensable para poder renovar el Tratado.

Las negociaciones continuarán y seguiremos informando de sus contenidos y alcances conforme avancen en los próximos días.

Han sido semanas a veces difíciles, con momentos de alta tensión, pero consideramos que ha habido logros que favorecerán el entorno económico para nuestro país, por lo que vemos con buenos ojos el entendimiento anunciado con Estados Unidos.

Prioridades de México en las negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte

En los últimos 23 años, México ha desarrollado vínculos comerciales, productivos y de inversión profundos y complejos con Estados Unidos (EE.UU.) y Canadá. Dichos lazos son un factor clave para la competitividad de las plantas manufactureras y de la industria agroalimentaria de nuestro país y son indispensables también para la eficiencia de las cadenas productivas de EE.UU. y Canadá.

A lo largo y ancho de Norteamérica, miles de trabajadores, desde los que siembran el campo hasta los ingenieros a cargo de la producción de manufacturas avanzadas, dependen –de una u otra forma– de las cadenas de valor que existen en toda la región.

Aceptar y comprender esta realidad es un paso fundamental para evaluar adecuadamente al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) e identificar las áreas de oportunidad en las que podemos trabajar para fortalecer el Tratado, sin poner en riesgo el libre comercio, la integración regional y, sobre todo, los empleos de millones de personas en los tres países.

La modernización del TLCAN brinda la oportunidad de ampliar su éxito, enfrentar los desafíos actuales y adecuar nuestro modelo de integración para aprovechar las oportunidades que ofrece la economía del siglo XXI.

Para avanzar hacia esa meta, hemos delineado un conjunto de prioridades agrupadas en cuatro ejes temáticos indispensables para fortalecer la posición de México en la economía global, extender los beneficios del libre comercio al interior de nuestra sociedad y reposicionar a América del Norte como una de las regiones más competitivas.

Con ese fin y tomando en consideración los comentarios y propuestas recibidos a través de las consultas públicas realizadas del 1 de febrero al 26 de julio de 2017 y del diálogo constante que mantenemos con los sectores productivos del país, por medio del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales (CCENI); este documento presenta las prioridades de México en las negociaciones para la modernización del TLCAN.

1. Fortalecer la competitividad de América del Norte

La competitividad es un concepto dinámico. Lo que hoy hace competitiva a una economía probablemente no sea suficiente para mantenerla así en los próximos años. Por ello, es fundamental desarrollar esquemas que impulsen permanentemente la competitividad regional, considerando los desarrollos tecnológicos, el funcionamiento de las cadenas de valor, la mejora de esquemas logísticos y la facilitación de los intercambios comerciales.

La modernización del TLCAN debe orientarse a fortalecer la competitividad de México como plataforma de producción y exportación; promoviendo una mayor participación de más industrias y empresas del país en las cadenas globales de valor y fortaleciendo la proveeduría regional. Para avanzar en este proceso, es indispensable promover el desarrollo de capacidades en toda la región, a fin de mantener y fortalecer los conocimientos y habilidades que nuestros recursos humanos e industrias requieren para continuar innovando y agregando valor.

Para lograrlo, es prioritario:

  • Mantener el acceso preferencial para los bienes y servicios mexicanos en los mercados de los países del TLCAN. En particular, facilitar el acceso de los productos agropecuarios, buscando reglas claras, procedimientos expeditos y la eliminación de las barreras al comercio.
  • Propiciar que el comercio de bienes entre los países del TLCAN sea más predecible, ágil y transparente procurando mejores procedimientos aduaneros.
  • Fomentar medidas que eviten que las normas, reglamentos y regulaciones constituyan barreras injustificadas u obstáculos encubiertos al libre comercio.
  • Promover buenas prácticas en el proceso de planeación, emisión, implementación y revisión de regulaciones.
  • Mantener un trato no discriminatorio y de conformidad con estándares internacionales para los inversionistas mexicanos.
  • Ampliar las categorías para la entrada temporal de personas de negocios, mejorar los tiempos, transparencia y procesos para su ingreso y buscar mecanismos innovadores de movilidad laboral.
  • Establecer mecanismos de cooperación regional que promuevan el diseño e implementación de programas de desarrollo de competencias laborales y nuevos modelos educativos, para facilitar la adaptación de los trabajadores a los nuevos requerimientos del mercado laboral.

2. Avanzar hacia un comercio regional inclusivo y responsable

En los últimos años, ha crecido la preocupación a nivel mundial por avanzar hacia modelos de crecimiento más inclusivos y sostenibles. La modernización del TLCAN constituye una oportunidad para promover un piso parejo para que más emprendedores y más Pymes se incorporen competitivamente al comercio internacional y para incluir disposiciones en materia laboral, de medio ambiente y género.

Por ello, nos enfocaremos en:

  • Generar mecanismos de cooperación regional que fomenten una mayor participación de las pequeñas y medianas empresas en las cadenas de proveeduría regionales.
  • Fortalecer el cumplimiento de las disposiciones nacionales y los compromisos internacionales en materia laboral.
  • Establecer medidas contra los actos de corrupción que afecten el comercio y las inversiones.
  • Fortalecer la cooperación y el diálogo entre los países del TLCAN en materia de comercio y medio ambiente, y buscar mejorar la infraestructura fronteriza.
  • Incorporar la perspectiva de género en algunas disposiciones del Tratado.

3. Aprovechar las oportunidades de la economía del siglo XXI

Mucho ha cambiado desde que el TLCAN entró en vigor, hace 23 años. Por ejemplo, el panorama energético de la región se transformó radicalmente, gracias al desarrollo de nuevas tecnologías. Hoy tenemos acceso a recursos, como el gas de lutitas (shale) y el petróleo de arenas bituminosas que, de la mano de la apertura de la industria energética mexicana, generan oportunidades de inversión y asociación, que permitirán fortalecer la integración y seguridad energéticas de América del Norte.

Asimismo, el acelerado desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación ha impulsado la digitalización de la economía y el crecimiento del Internet de las Cosas, detonando la expansión del comercio electrónico y el avance hacia una Cuarta Revolución Industrial en donde el sector manufacturero enfrenta nuevos retos, pero también cuenta con nuevas herramientas para impulsar su crecimiento.

En este nuevo contexto, facilitar el comercio de servicios, propiciar una mayor integración de la infraestructura de telecomunicaciones y fortalecer el marco regional de protección a la propiedad intelectual, son tareas esenciales para generar más oportunidades de comercio e inversión y fortalecer el desarrollo de México y la región, apoyados en las nuevas tecnologías.

Para lograrlo, es prioridad:

  • Actualizar el alcance de las disposiciones sobre energía, a fin de aprovechar el potencial derivado de los cambios ocurridos en la industria energética de México y de toda la región.
  • Impulsar el desarrollo de la economía digital, el comercio electrónico y la provisión de servicios financieros a través de plataformas digitales.
  • Procurar un mayor acceso a los mercados de EE.UU. y Canadá para los prestadores de servicios financieros e inversionistas mexicanos.
  • Promover una mayor integración de los mercados de telecomunicaciones de los tres países, a fin de aprovechar la reforma realizada en este sector.
  • Promover una protección eficaz de la propiedad intelectual, manteniendo un equilibrio entre el interés público y el de los innovadores.

4. Promover la certidumbre del comercio y las inversiones en América del Norte

El TLCAN es un factor de certidumbre en la integración de América del Norte. Por esta razón, es indispensable mantener y promover disposiciones que contribuyan a hacer más previsibles las operaciones de comercio exterior y las inversiones. En ello, juegan un rol crucial los mecanismos de solución de controversias que, a lo largo de más de dos décadas, han probado su efectividad como un instrumento que permite hacer más predecible el comercio regional, además de incorporar los elementos más recientes de transparencia y participación de otros actores relevantes.

En razón de lo anterior es necesario:

  • Consolidar el régimen legal de las empresas productivas del Estado que les permitan una operación comercial eficiente.
  • Modernizar todos los mecanismos de solución de controversias previstos en el TLCAN (inversionista-Estado, Estado-Estado, así como en materia de cuotas antidumping y compensatorias, y servicios financieros) para hacerlos más ágiles, transparentes y eficaces.
  • Promover la libre competencia, mejorando la cooperación y el intercambio de información entre las autoridades de los países del TLCAN, a fin de mantener la eficiencia de los mercados y la protección de los derechos de los consumidores.
  • Brindar certidumbre jurídica a los proveedores mexicanos en procedimientos de contratación pública en la región de América del Norte.

Consideraciones finales

El TLCAN es un pilar en el crecimiento económico de México. Su modernización   brinda   la   oportunidad   de   generar   un   desarrollo más equilibrado con respecto de EE.UU. y Canadá, partiendo de la integración ya alcanzada.

Las prioridades señaladas guiarán la postura de México en la mesa de negociaciones. Los resultados dependerán de los balances que logremos entre las tres Partes. El reto no será sencillo. Sin embargo, México está preparado. Tenemos la experiencia, los conocimientos y el firme compromiso de velar por los intereses de México. Dedicaremos el tiempo y esfuerzo necesarios para lograrlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *