California quiere vender más queso a México

Actualmente 150 de los productos lácteos y derivados que produce California se comercializan en México, pero buscan importar 20 productos más este año.

Los ocho quesos que México ya tiene en la bolsa son el gouda, mozarella, Fuente: Shutterstock
A la espera de que se formalice el acuerdo comercial entre México y Estados Unidos e incluso, con Canadá, una delegación de negocios de California está en pláticas para expandir su venta de queso en ‘suelo azteca’, así como de helado y hasta leche líquida.

Bob Carroll, vicepresidente para el desarrollo de negocios de leche de California, aclaró a El Financiero que no vienen a competir a México con el tradicional queso oaxaca, panela o chihuahua, su objetivo es poder expandir el portafolio de opciones de queso para el consumidor, pues el 75 por ciento de las ventas de queso de California a México se da a las cadenas de retail, el 25 por ciento restante a restaurantes y empresas de comida.

“El queso es nuestra principal prioridad en retail, en algunos casos hay oportunidad para leche líquida y en el norte del país helado”, dijo el vicepresidente para el desarrollo de negocios de leche de California.

Actualmente, 150 de los productos lácteos y derivados se comercializan en México, y adelantó que están las conversaciones para importar 20 más en lo que resta del año.

De acuerdo con Statista, en 2017 el mayor productor de queso en Estados Unidos fue Wisconsin con 1.5 millones de toneladas, seguido por California con 1.1 millones de toneladas, quienes tienen de producto estrella al queso mozzarella, principal ingrediente de las pizzas.

La venganza del arancel

Luego de poco más de 25 años exportando a México, la delegación productora de quesos de California la vivió difícil por la revancha de hasta 25 por ciento de aranceles que México impuso a sus productos desde junio pasado.

Carroll compartió a El Financiero que la mayoría de sus clientes –restaurantes y cadenas retail- no fueron sorprendidas con el incremento de aranceles, pues días antes incrementaron significativamente su inventario, hasta por casi 90 días.

“Podría decir que los efectos -del arancel- no son aparentes todavía, pero estamos muy esperanzados por las buenas noticias que escuchamos en la semana de que pronto podría haber un acuerdo y las medidas van a ser retiradas y todo volverá a la normalidad” comentó Caroll.

A finales de mayo la administración del presidente Donald Trump impuso aranceles a las importaciones de acero (25%) y aluminio (10%) de México, Canadá y la Unión Europea, en respuesta la Secretaría de Economía impuso medidas equivalentes a diversos productos, entre ellos quesos, al respecto la Cámara Nacional de la Industria de la Leche (Canilec), dijo que los principales afectados serían los restaurantes.

Caroll refirió que en algunos casos los californianos absorbieron el impacto, en otros los compradores acá en México, o incluso se fueron a mitades, pero de alargarse la situación quienes terminarán pagando son los consumidores, siendo dos de sus principales aliados en nuestro país las cadenas Johnny Rockets y las pizzas Little Caesars.

-El financiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *