Con fracking se realizaron casi 8 mil fracturas al suelo de México: expertos

Biólogos y antropólogos piden al gobierno prohibir esta práctica de extracción de hidrocarburos, porque es sumamente tóxica, depredadora del medio ambiente y está generalizada en el país.

Desde 1996 se han realizado en territorio mexicano 7 mil 879 fracturas en el suelo, con agua a presión, para extraer hidrocarburos, en lo que se conoce como técnica de fracking, de acuerdo con registros de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, presentados ayer por biólogos y antropólogos sociales asociados en la Organización No Gubernamental llamada CartoCrítica.

A partir de esos datos, los integrantes de CartoCrítica divulgaron una hoja de datos actualizados sobre fracking, bajo el título ¿Ya no habrá más fracking en México?, en el que pidieron al actual gobierno federal iniciar una regulación para prohibir esa práctica de extracción.

“La fracturación hidráulica, técnica de extracción de hidrocarburos sumamente tóxica y depredadora del medio ambiente, es una práctica generalizada en México. El gobierno federal enfrenta un gran reto y compromiso ambiental para cumplir con la promesa del Presidente Andrés Manuel López Obrador y la Secretaría de Medio Ambiente: no habrá más fracking en México. Desde CartoCrítica, celebramos la declaración y conminamos a que se tomen las acciones legales correspondientes para que esta demanda social sea satisfecha”, dice el documento que se apoya en los datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

FRACKING EMERGENTE. Hace casi 23 años, el 26 de enero de 1996, se realizó por primera vez la técnica de fracking en México, en el pozo Jacinto-5, en Tabasco. Antes de que terminara ese año, ya se habían fracturado otros 11 pozos adicionales, en Veracruz, Tamaulipas y Nuevo León. Debido a que en cada pozo se puede hacer una o más fracturas de suelo, en 1996 el total de fracturas de suelo en México, por fracking, sumó 16.

Desde entonces y hasta principios del 2016, uno de cada cuatro pozos petroleros en el país (24.3%) ha sido fracturado hidráulicamente en algún momento de su vida productiva, de acuerdo con el último corte de información que entregó la Comisión Nacional de Hidrocarburos a CartoCrítica, al cierre de 2018.

De acuerdo con las cifras anteriores, un total de 7 mil 879 pozos de los 32 mil 464 existentes han sido fracturados. Pero la intensidad en el uso de la técnica cambia en cada región, ya que un mismo pozo puede ser fracturado múltiples veces en su vida productiva.

La fracturación hidráulica normalmente ocurre al inicio, en la etapa de preparación del pozo, pero también puede ocurrir meses o años después de haber iniciado su producción, como parte de “reparaciones mayores” cuando la productividad de un pozo disminuye.

“En los 7 mil 879 pozos fracturados se han realizado 36 mil 159 fracturaciones. Esto da una media nacional de 4.6 fracturaciones por cada pozo que haya utilizado esta técnica, sin embargo, la intensidad en el uso del fracking cambia radicalmente de un pozo a otro, y de un campo petrolero a otro”, afirma CartoCrítica.

Hasta inicios del 2016, el pozo Cougar-11 en Coahuila es el pozo individual que acumulaba el mayor número de fracturas en el país, con un total de 104 fracturas realizadas en apenas 24 días a finales del 2014.

Le siguen el pozo Presidente Alemán-1336, con 93 facturas; el pozo San Andrés-5044, con 85 fracturas, y el pozo Furbero-1559, con 70 fracturas. Los tres pozos mencionados están en Veracruz.

A nivel nacional, la distribución de pozos fracturados y eventos de fracturación es encabezada por el estado de Tamaulipas donde se han realizado 11 mil 81 fracturas en el suelo para facilitar la extracción de hidrocarburos. En segundo lugar está Veracruz, con 10 mil 705 fracturas; en tercer lugar Puebla, con 7 mil 202, y en cuarto lugar, Veracruz, con 6 mil 630 fracturas por fracking.

ANTIMIO CRUZ BUSTAMANTE. CRÓNICA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *