Salud: la importancia de beber agua en este verano

Existen varias formas de ingerirla, hay que consumirla más ahora que se aproximan temperaturas altas

El agua, siendo el diluyente universal, es también vital para el cuerpo humano y en sí para cualquier ser vivo en este planeta. El ser humano necesita consumir 1 ml por kcal, es decir, una mujer necesita de 1.5 a 2 litros por día y un hombre entre 2 y 2.5 litros por día.

En condiciones de calor intenso se puede eliminar más agua por medio del sudor lo que va a elevar nuestros requerimientos, al igual que en el caso de deportistas.

 La manera más saludable de ingerir agua es su estado natural y combinada en alimentos como sopas, caldos y aguas de frutas, todo el líquido que ingerimos durante el día cuenta. Otra manera saludable sería en té o infusiones, como ejemplo de laurel, manzanilla, canela, jengibre, té verde, hierba buena, etc. En el caso de personas con diabetes, personas que quieren bajar de peso, o simplemente limitar su consumo de azúcar, podemos usar  Stevia agregando un puñito en la bebida al hervir, haciendo un concentrado de la planta para agregar luego o usarla en sobres en polvo.

En caso de personas que deseen subir de peso o su requerimiento calórico esté aumentado, se puede usar la azúcar morena o mascabado. De cualquier manera, el azúcar en exceso es insana para cualquiera.

 Es importante evitar el agua con bebidas comerciales industrializadas ya que en su mayoría contienen mucha azúcar y colorantes, siendo los refrescos y jugos los más destacados. Los refrescos por su ácido carbónico y cafeína causan una deshidratación y mal absorción de varios minerales como el calcio, siendo causa de osteoporosis cuando su consumo es habitual.

Por el lado de los jugos, aunque su origen sea 100% natural, la concentración de fruta llega del 4 al 10%, siendo lo demás azucares y colorantes. Además de que los envases de plástico en que suelen venir pueden desprender partículas tóxicas al ser expuestos al sol y/o al calor.

 En cuanto a los horarios se recomienda tomar un vaso justo al despertar para activar los órganos internos, así como los procesos digestivos. En los demás tiempos de comidas principales se recomienda beber líquidos de 10 a 15 minutos después de haber terminado con los alimentos para permitir que los ácidos del estómago hagan bien sus funciones. Los demás líquidos se pueden beber entre comidas en las presentaciones antes mencionadas.

 Así que ya sabes, hay que tomar acción en algo tan básico como la buena hidratación y valorar este preciado líquido vital.

Oswaldo Márquez Nutriólogo

Consultorio en Calle Aldama 1904 a la altura de la 19ª Chihuahua, chihuahua.

FB @oswaldonutriologo   WP 6141512781

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *