Ley de Etiquetado … ¿solución a la obesidad?

Se ha señalado que una de las principales causas de la obesidad es la sobre ingesta de calorías y energía, aunque se sabe también que existen otras causas como trastornos endocrino-metabólicos, trastornos psicológicos y factores genéticos.

El Gobierno Federal ha establecido algunas medidas para tratar de contrarrestar esta crisis de salud pública que es la obesidad, se han establecido impuestos especiales ( IEPS) para intentar bajar  el consumo de alimentos y bebidas; se ha prohibido la publicidad de ciertos alimentos en horarios infantiles; la regulación en la venta y distribución en las escuelas, asi como establecer lineamientos para el etiquetado frontal de alimentos y bebidas no alcohólicas ; incluso en la administración anterior se definió una estrategia nacional para la prevención y el control de sobrepeso, obesidad y la diabetes, la realidad es que los índices no han disminuido, sino por el contrario siguen aumentando.

La obesidad es un problema multifactorial y su solución depende fundamentalmente de una transformación de los estilos de vida, de hábitos de consumo y también de la actividad física que realicemos, es por ello, que su combate requiere un portafolio integral de políticas que promuevan e impulsen la actividad física, la lectura y comprensión de la información comercial y educación integral para la mejor toma de decisiones de los consumidores.

Hace unas semanas se aprobó en la Comisión de Salud de la H. Cámara de Diputados el dictamen de reformas a la Ley general de salud en materia de etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas que deben colocarse en la parte frontal e incluir información de fácil comprensión, veraz y visible, esta iniciativa deberá de aprobarse por el pleno y enviarse a su aprobación al Senado de la República, quien también ha realizado audiencias públicas en un ejercicio de Parlamento abierto en donde diferentes voces de distintos sectores e instancias han manifestado su posición referente a este importante tema.

Como parte del sector agroalimentario nacional y como Consejo Nacional Agropecuario, hemos manifestado la importancia de trabajar en promover una mejor información comercial a los consumidores, sin embargo, consideramos que las propuestas que se analizan, tanto en el Legislativo, como en el Ejecutivo para modificar el etiquetado frontal “ Satanizan “ ciertos productos , la realidad es que no existen alimentos malos, existen malos hábitos en el consumo de los mismos y cuando hablamos de este tipo de problemas de salud, hablamos de una sobre ingesta de calorías y energía , sumado a una nula realización de actividad física que permita un balance entre el consumo y el gasto de lo que consumimos.

La obesidad y el sobrepeso son uno de los principales retos que enfrenta México en términos sociales y económicos, por lo que debe convertirse en una prioridad, las nuevas medidas en lo que respecta al etiquetado frontal, no van a solucionar por sí solas esta problemática , es fundamental una política integral en donde participemos todos, Gobierno, Instituciones, sociedad civil, la industria alimentaria, los productores, la academia, los investigadores, los científicos, todos unidos en una sola estrategia, que más que se enfoque a combatir  una o varias enfermedades, sea una estrategia en Pro de la salud de todos los mexicanos.

Ing. Luis Fernando Haro Encinas

Director General del Consejo Nacional Agropecuario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *