Hidalgo, con potencial de exportación nopal, tomate y hongos

PACHUCA, Hidalgo.

Hidalgo tiene una importante actividad económica exterior, ofrece al mundo más de 63 productos. Destacan el jitomate, la mezclilla, la platería, las vajillas, el polvo de nopal, el hongo zeta, equipo hospitalario e instrumentos de medición.

La manufactura se concentra principalmente en Zacualtipán, Tepeji, Tepeapulco, Tecozautla, Mineral de la Reforma, Pachuca, Tizayuca, Tolcayuca, Tulancingo y Zimapán.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, México tiene 12 acuerdos comerciales en los que Hidalgo se encuentra inmerso, con países centroamericanos, asiáticos, incluso, con Emiratos Árabes y por supuesto, con Estados Unidos y Canadá.

En entrevista, la doctora del área académica de comercio exterior de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Yolanda Sánchez Torres, pronostica una latente capacidad de incrementar la venta de productos agrícolas.

Para la especialista, algunos municipios de la entidad abren potencial exportador y con ello entrar al mercado internacional para así favorecer el desarrollo de las localidades.

“Cuando se habla de comercio exterior en nuestro país pensamos en empresas manufactureras, industria automotriz y electrónica; pero ¿hasta dónde la economía local está conectada con esto?” cuestionó, cuando realmente la mayor posibilidad de envió se focaliza en el sector agroalimenticio, ¿Cómo generar desarrollo desde esas inserciones en mercados mundiales? Desde el 2013 se trabaja para localizar sectores que en el momento oportuno puedan vincularse en el proceso de internacionalización, pero para que los resultados puedan ser visibles deberá pasar mucho tiempo.

Como primera parte del proyecto se han identificado las zonas cuya actividad productiva genera un desarrollo en sus municipios; en este caso el Valle de Tulancingo. “Como sabemos, históricamente se encuentra la parte textil”, como principal actividad económica, pero en el municipio no hay lugares donde pueda ser comercializada.

Otra actividad productiva muy interesante es la preparación de quesos, pero al momento del análisis se encontró que la generación de jitomate era un área de oportunidad, ya que la actividad lechera pasa por un declive y es en esas instancias cuando la población empieza a cambiar de giro.

Entonces, el gobierno genera programas de apoyo para hacer posible la construcción de invernaderos y se comienza a ver cómo en poco tiempo eso se convierte en una actividad económica importante y rentable en la región del Valle de Tulancingo y otros municipios aledaños. Logrando en un corto tiempo la exportación de ese producto hacia los Estados Unidos por la calidad que presenta, así como la incursión a mercados regionales y cadenas de tiendas de autoservicio como Walmart.

fuente: inforural.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *