Alertan por posible entrada de camarón de Ecuador

 

LA PAZ, Baja California Sur-.

Alerta y preocupación entre los productores de camarón de granja de la entidad, luego de conocerse la intención del gobierno mexicano de firmar de un Tratado de Libre comercio con Ecuador, el mayor productor de camarón del mundo, que con este instrumento estaría en posibilidades de ingresar su crustáceo a México.

En caso de caso de concretarse, Ecuador inundaría el mercado nacionaly daría al traste con las granjas camaroneras que enfrentan en los últimos años una de las crisis más duras de todos los tiempos, según denunció el presidente del Comité Estatal de Sanidad Acuícola Jorge Alberto Peón.

Recordó que en la reciente gira del presidente Andrés Manuel López Obrador por Sinaloa,los presidentes de los comités de sanidad acuícola del país y los grupos camaroneros le entregaron una carta “pidiéndole de favor” que no permita el ingreso de camarón ecuatoriano, sin embargo no hubo ni hay ninguna respuesta ni ningún compromiso de parte del presidente.

El mercado del camarón de granja se ubica en lo más bajo de la historia, con precios de mayoreo de 50 pesos el kilo a pie de granja, contra los más de 100 pesos de años anteriores además de que la superficie de cultivo se ha disminuido en casi el 50 por ciento y siguen los efectos por el cierre de restaurantes y hoteles y la falta de turistas.

Otros productores consultados por este medio cuya identidad pidieron se resguardara, denunciaron que gran parte del camarón que se comercializa en Baja California Sur se trae de las bahías de Sinaloa y aunque está vedado, lo hacen pasar como si fuera de cultivo y lo venden como tal; Según la fuente, se trata de una práctica muy arraigada desde hace muchos años.

Una irregularidad más es que tampoco se ha controlado es el ingreso de cabezas de pescado y camarón y otro tipo de rezagas procedentes de las plantas procesadoras de Sinaloa, productos que son traídos a Baja California Sur para venderlos como carnada sin que se cuenten con garantías de sanidad.

Y esto sucede porque la legislación pesquera y acuícola de esta entidad no proveen este tipo de prácticas, y por tanto no hay manera de detenerlos ni multarlos; Los inspectores que trabajan en el puerto de Pichilingue no pueden impedir la entrada de estos desechos debido a que vienen debidamente documentados y no hay una ley que lo prohíba.

En Baja California Sur hay aproximadamente 2 mil 500 hectáreas de vasos camaroneros, sin embargo trabajan al 50% de su capacidad debido a que los costos se han incrementado y los precios siguen deprimidos lo mismo que el consumo.

Hace apenas unos días, el gobierno federal convocó a los acuacultores a inscribirse en el padrón para el estímulo del 50% en el importe de la facturación de energía eléctrica.

fuente: inforural.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *