Asola incertidumbre a pequeños productores

– A excepción del nogal y alfalfa no hay cultivos que garanticen utilidades – En sector lechero, los productores han optado por vender sus cabezas de ganado

Panorama incierto es el que visualizan los pequeños productores de la región centro-sur, en el arranque de uno de los ciclos agrícolas más restringidos en la historia del Distrito de Riego 005, debido a los altos costos derivados de la poca agua existente y la persistente sequía que ya se prolonga por varios meses.

Tal es el caso de Mario Nájera, pequeño productor lechero que se vio obligado a vender varias de sus vacas para poder seguir dándole de comer a las pocas que le quedan, el año pasado tenía más de 30 animales ahorita solo cuenta con 12.

“De aquí vivimos dos familias, estamos en una situación critica por la sequía y por otra parte batallamos mucho para que nos paguen la leche, además de que el concentrado está más caro, cuando entró este presidente costaba 185, ahorita vale 260 pesos, dicen que a la leche le va a bajar más el precio, entonces esto va a ser insostenible”, dijo.

Agregó que varios compañeros productores ya tuvieron que vender sus vacas a un precio muy barato, a 13 mil pesos cada una, siendo que son animales de 20 mil pesos, han tenido que disminuir el costo del animal hasta 7 mil pesos.

Señaló que tienen esperanzas de que llueva de los meses de mayo a septiembre, pero el año pasado no fue así, aparte de lo que él nombra el tiro de gracia, con la extracción del agua de las presas.

Dijo que visualiza un panorama muy triste, ya que es muy poca agua: “Ya se me murieron algunas vacas, está muy fuerte la sequía y algunas no soportan ya que estemos limitándolas, porque si les damos la pastura que es, el día de mañana qué les voy a dar”, expresó.

Añadió que su rutina de trabajo es un poco extenuante ya que se tienen que levantar a las 4:30 de la mañana para empezar a las 5 a ordeñar, ya en el día tienen la oportunidad de hacer otras cosas, y en la tarde otra vez ordeñar, es todos los días, en este sector no existen las fiestas ni días festivos.

“A pesar de todo, esto es de donde vivimos nosotros, mi hijo y yo, y es algo que ha pasado de generación en generación, gracias a mis vacas he podido sacar adelante a mis hijos, de aquí salió para sus estudios, gracias a Dios mi hija más chica ya salió, se graduó de maestra, y yo ya no tengo ese gasto, porque no se cómo le hubiera hecho”, señaló.

A pregunta expresa sobre qué es lo que va hacer si tiene que vender todas sus vacas para poder subsistir dijo: “hijo, la fregada, no lo he pensado, de esto hemos vivido toda la vida, desde mis padres, mi padre fue uno de los fundadores de este ejido, a él le toco abrir el canal viejo con mulas, esto está muy difícil y más que se va a poner”, comentó.

Indicó que ahorita varios cuentan con ahorros, pero es algo que se les va a ir acabando, y es cuando van a empezar los problemas.

Por su parte el agricultor Saúl García, mencionó que las personas no se han puesto a pensar lo mucho que afecta a todos esta problemática, la extrema sequía y la falta de agua por la extracción ilegal de las presas, además de los costos excesivos de los productos para el campo, provocarán un impacto perturbador en la región.

“Yo aparte de mis tierritas que tengo y que este año no podré sembrar, rento otras tierras, y me están cobrando la renta, pero se me cobra con derecho a agua y ahorita no hay agua, quién me asegura que si yo pago se me dará el agua acordada”, dijo.

Además señaló que la región se quedará sin producir empleos, “ya no se podrá cosechar lo mismo que antes se hacía, así como tampoco se podrá consumir lo que estábamos acostumbrados, todo se va a elevar y no vamos a tener la posibilidad de sustentarlo”.

Fuente: El Diario de Chihuahua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *