Agricultores rehabilitan tajos para regar por bajo volumen de agua

El volumen tan limitado de que se dispone en las presas ha obligado a los labriegos a excavar dos, tres, hasta seis metros en sus campos en busca de algún venero de agua.

Delicias.- Ante la escasez de agua rodada, los agricultores del Distrito 005 están recurriendo a la rehabilitación de los tajos en sus parcelas para complementar el volumen asignado para este ciclo 2020- 2021, además de apoyarse en los pozos profundos para regar los cultivos de esta temporada.

El volumen tan limitado de que se dispone en las presas ha obligado a los labriegos a excavar dos, tres, hasta seis metros en sus campos en busca de algún venero de agua que les permita satisfacer las exigencias de riego de sus siembras.

José Ramírez Licón, presidente de la Sociedad de Responsabilidad Limitada unidad San Pedro, comentó que los productores agrícolas se han adaptado a las circunstancias difíciles que imperan en la zona rural, donde ya comenzaron a establecer los cultivos de esta primavera.

“Se ha manejado muy tranquilo todo esto, con aceptación, pues con resignación más que nada”, corrigió.

Ramírez Licón señaló que los módulos de riego empezaron también a utilizar los pozos que tienen concesionados, afirmando que éstos trabajan las 24 horas del día, y asimismo se están ayudando con los tajos que la Comisión Nacional del Agua permitió a los agricultores excavar en sus predios.

El presidente de la SRL San Pedro explicó que tienen autorizadas estas fuentes alternas porque los veneros de agua se encuentran casi en la superficie de las parcelas, pues en algunos casos los productores pueden escarbar a dos o tres metros y el líquido aflora. En otros sitios excavan hasta seis metros.

José Ramírez recordó que los tajos ya existían desde hace por lo menos 26 años, porque en aquel tiempo, cuando hubo otra sequía intensa en la región que impidió abrir las presas, la mayoría de los agricultores hicieron tajos en sus terrenos. Posteriormente las lluvias regresaron y con ellas la disponibilidad de agua, pero los tajos se azolvaron y ahora se están rehabilitando.

Resaltó el entrevistado que gracias a estas fuentes, algunos de los productores pueden disponer de agua para regar el 90 por ciento de sus tierras, recordando que en las presas La Boquilla y Francisco I. Madero sólo hay volumen para abastecer a menos de una tercera parte de la superficie agrícola.

Afirmó que los presidentes de las SRL y módulos de riego son conscientes y están exhortando a todos los agricultores, para que ellos cuiden el agua porque el volumen guardado en las presas es muy bajo.

“Creo que vamos a tener un año 2021, un ciclo muy restringido en agua y por lo tanto tenemos que aprovecharla, pero hasta el momento hemos trabajado bien”, aseveró el presidente de los usuarios de la unidad San Pedro.

Fuente: El Heraldo de Chihuahua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *