Abren fronteras por crisis de frijol

MONTERREY, Nuevo León. Las Secretarías de Agricultura y de Economía urgieron a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) a que autorice la importación libre de aranceles de 70 mil toneladas de frijol negro para compensar una caída en su producción.

En un oficio, señalaron que la escasez es producto de la sequía del 2019, de la cual no han podido recuperarse los productores y ha elevado los precios del frijol.

Crédito: Especial

Al respecto, productores reconocieron el efecto de la sequía desde hace dos años, pero afirmaron que de haber otorgado el Gobierno apoyos al campo, el problema se habría mitigado.

“El cambio climático está afectando a todo el mundo y en México ya lo estamos viendo ahorita con la sequía, ésa es la principal causa de la situación que traemos ahorita con el frijol y que está poniendo riesgo a otros cultivos.

“Sin embargo, de haber otorgado el Gobierno federal apoyos para motivar a incrementar más la producción, el impacto en la producción hubiera sido menor”, sostuvo Francisco Chapa, tesorero del Consejo Nacional Agropecuario.

Para Juan Carlos Anaya, director de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas, la escasez actual de frijol es un reflejo de que el programa asistencial Precios de Garantía, que precisamente desde el 2019 implementó el Gobierno para “garantizar la autosuficiencia alimentaria del País” no está cumpliendo con su objetivo.

En cambio, desde entonces se dejó de dar apoyos a la agricultura comercial, la de altos rendimientos.

“Es claro que el panorama es grave y que la razón principal es la falta de lluvias, pero esta menor producción es resultado también de la falta de apoyos para una mayor tecnificación de riego, de tal manera que permitiera usar menor agua e incrementar o al menos mantener las producciones”, señaló Anaya.

“Mientras el Gobierno no dé apoyos al campo para la innovación tecnología para incrementar la productividad vamos a seguir con productores con cosechas de 600 kilos por hectárea en lugar de tener rendimientos de más de una tonelada, que tienen otros países”.

Refirió que en el primer trimestre del año, México ya importó el 51 por ciento de todo el frijol que compró al extranjero en el 2020.

Citando cifras de la Conagua, dijo que las 210 presas que hay México tienen actualmente un volumen 39 por ciento menor al de hace un año, por lo que la situación de los productores podría agravarse.

Apuntó que en Sinaloa la situación aún es más crítica, pues en un año el almacenamiento de agua bajó 79.4 por ciento.

En un escenario base, estimó, en el ciclo primavera-verano las cosechas bajarán 10 por ciento, con el riesgo de caer hasta 25 por ciento, de persistir la falta de precipitaciones.

En su oficio, la Secretaría de Economía dimensionó el encarecimiento que ha tenido el frijol negro, el de mayor consumo nacional, desde hace dos años.

“El precio promedio nacional aumentó 4.9 por ciento al productor y 10.4 por ciento al consumidor en el 2019 y 26.2 por ciento y 31.2 por ciento, respectivamente, en el 2020”.

De ser autorizada la petición Agricultura y Economía, se adelantará la temporada de importación, que usualmente inicia en agosto, para traer entre abril y septiembre frijol negro desde países como Argentina y Brasil, que ordinariamente pagarían arancel de 45 por ciento.

Fuente: El Norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *