Red de suministro de frío, oportunidad de inversión en Puebla

El estado de Puebla en 2019 fue el octavo generador de riqueza a nivel nacional, mientras que en el sector agroalimentario aporta el 5.5% del PIB del país, y en el tercer trimestre de 2020 reportó en este sector un incremento del 9.4% respecto al año anterior, según datos del SIAP.

La entidad produce al año más de 200,000 toneladas de hortalizas, es el tercer productor de carne de cerdo con más de 170,000 toneladas y el séptimo productor de leche con 450 millones de litros, entre otros productos agroalimentarios, la mayoría de los cuales se trasladan a importantes centros de consumo como lo son la CDMX o incluso se destinan a la exportación.

Por ello, para su adecuada conservación se debe de contar con una red de frío eficiente desde el momento de la cosecha hasta que se encuentra en el anaquel disponible para los consumidores finales.

Sin embargo, en el estado no se cuenta con una red desarrollada para la proveeduría de este servicio.

Si bien se tienen detectadas cuatro empresas locales que ofertan el servicio de cámaras de frío, estas son insuficientes para el abasto requerido en la entidad.

Precisamente por dicha razón, es por lo que muchas empresas han optado por contar con sus propias instalaciones de frío, sobre todo las empacadoras de hortalizas de la región de Tehuacán, la industria cárnica y de la leche ubicadas principalmente en los parques industriales del estado.

En Puebla, se ha identificado a 36 empresas privadas de este giro con una capacidad total de almacenaje en frío de aproximadamente 86,500 m³ las cuales son destinadas a atender sus propias necesidades.

También existen empresas que otorgan el servicio de transporte refrigerado pero la gran mayoría provienen de otros estados del país.

De ese modo, en Puebla se tiene actualmente una alta dependencia de este servicio y se ve afectado por la menor disponibilidad por parte de los transportistas.

Ante este panorama, se hace patente la urgente necesidad de desarrollar una estrategia integral entre los diferentes stakeholders (agentes interesados que impactan en una empresa) del sector agropecuario para que el suministro de toda la red de frío sea suficiente y eficiente.

Ello, de tal modo que les permita a los productores poblanos ampliar sus canales de comercialización, disminuyendo sensiblemente las mermas.

Incluso, algunos analistas estiman la pérdida de al menos el 33% en frutas y hortalizas.

Lo anterior podría incrementar sus márgenes de ganancia.

En este sentido, en el estado de Puebla existen actualmente intermediarios bancarios que cuentan con diversos esquemas financieros agroindustriales, tipos de crédito y garantías complementarias.

El objetivo es poder incentivar las inversiones para el uso eficiente de la energía y la modernización de los diferentes sistemas de la red frío, cámaras de refrigeración, almacenes, bodegas con frigoríficos, vehículos de transporte refrigerado, hidrocoolers, fábricas de hielo, entre otros.

Fuente: EL ECONOMISTA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *