27.5 C
Chihuahua
domingo, julio 3, 2022

Villa Ahumada se convierte en cementerio de ganado por sequía

La colonia Miguel Ahumada ha sido afectada por la falta de lluvia; se comprobó que los únicos animales gordos son los coyotes que devoran los cadáveres bovinos dejados a cielo abierto.

VILLA AHUMADA, Chihuahua. Decenas de cementerios bovinos a cielo abierto saturan tierras en la zona ganadera de colonia “Miguel Ahumada”, por falta de pastizales y encarecimiento del forraje por falta de lluvia.

En recorrido por amplio sector de esta extensa zona, se comprobó que los únicos animales gordos son los coyotes que devoran los cadáveres bovinos dejados a cielo abierto.

Fueron en su momento animales gordos que generan optimismo al sector, teniéndolos encerados, pero la crisis económica que también golpea a productores, los obligo a soltarlos para que busquen el alimento por su cuenta y muchos ya no regresaron… y siguen muriendo.

El hato ha disminuido alarmantemente porque la mayoría e mini y pequeños productores solo tiene para adquirir forraje que por ciento se ha incrementado considerablemente, también por la falta de precipitaciones pluviales .

Los animales alimentados con forraje, en muy poco probable que ganen en carne, no están famélicos, pero ese alimento solo los mantiene, no los engorda, por lo cual antes que mueran o enflaquen mas, muchos prefieren venderos para consumo humano a muy bajo costo, para así tener capital para alimentar a otros.

En medio vasta zona de tierra cuarteada por la aridez, los animales caen y prácticamente se cosen bajo los rayos solares y luego son devorados por otros animales carroñeros.

Para que engorden, requieren además de forraje, maíz rolado (quebrado) o concentrados, los cuales son incosteables o bien cascarilla de algodón, la cual ya se termino la época de existencia; algunos ganaderos han optado por darles silo, una especie de molido de maíz verde con mazorcas también verdes, es mas barato que el grano rolado o concentrado, pero es mas difícil de conseguir y cuesta alrededor de 4 mil pesos la tonelada que de “volada” se tragan los animales.

Quienes han soltado algunas cabezas aseguran que es lo peor que pudieron haber hecho porque la mayoría ya no regresa…las vacas se auto engañan con ilusiones optimas, ven un mezquite verde, hierba que reverdece, aún en sequías, ven ese matorral que no comen, creyendo es pasto, pero están tan lejos que avanzan y avanzan y cuan do llegan a este ya no pueden regresar por falta de agua, la cual es también inexistente porque los presones diseminados por toda la zona están totalmente abatidos, resecos.

Quien sueltan al ganado por determinado tiempo, tienen que invertir en vaqueros que vayan regando alimento, en su camino, lo cual no es costeable y peligroso porque si caminan mucho, igual se cansan y caen y luego para levantarla es muy difícil, incluso hay quien han tenido que utilizar chin block para ponerla en pie, claro esto cuando s puede, dijo Agustín, pequeño productor quien perdió varios animales en un día, Otros ganaderos con más cabezas, que legaron a tener hasta 300 , indican que todos los días al menos un animal perece peo hay día que mueren hasta tres, este hombre que hablo y dijo tenía 300 hoy le queda una tercera parte. Ha pedido 100 en un lapso de dos meses.

Todos, incluyendo a funcionarios de desarrollo rural, aseguran que hacen falta programas de apoyo alimentario para animales, los cuales consideran que en este momento, son casi imposibles de conseguir, porque el gobierno estatal, promotor de este tipo de ayuda está a punto d concluir su período.

Fuente:  EL HERALDO DE JUÁREZ.

Artículos relacionados

Categorias

DEL ARCHIVO

PUBLICIDAD