31.5 C
Chihuahua
sábado, mayo 21, 2022

Persistirá inseguridad alimentaria en México más allá del 2030

¿Qué comemos hoy?… En los últimos años el constante crecimiento de la población, la urbanización y los cambios en el poder adquisitivo generaron importantes desbalances para la producción agrícola y la seguridad alimentaria.

Por si fuera poco el año pasado las restricciones que se impusieron para acotar el avance de la pandemia derivaron en profundas interrupciones en las cadenas de exportación y en cierres fronterizos los cuales mermaron el mercado laboral en esa actividad.

A lo anterior, sume el innegable cambio climático que entre incendios y heladas también repercutieron en la productividad de los plantíos de granos y frutales.

En ese contexto, ayer la OCDE, al mando de Mathias Cormann, junto con la FAO, de QU Dongyu, dieron a conocer su estudio “Agricultural Outlook 2021-2030”, documento que retrata a profundidad el panorama actual para ese rubro y su rumbo para los siguientes diez años…

Juegos del hambre… Al detalle, hacia el 2030 se estima que la producción agrícola mundial podría aumentar en 1.4%, mientras que las eficiencias para reducir las mermas podrían empujar la disponibilidad de alimentos por persona en un 4%.

Como quiera, persistirán marcadas diferencias regionales. Mientras que en las naciones de ingresos medios se proyecta un aumentó de la ingesta calórica por arriba de las 3 mil 25 kcal por día, en naciones de menores recursos ésta apenas avanzará 2.5% para alcanzar las 2 mil 500 kcal por día.

Lo anterior se explica en buena parte por el deterioro del ingreso. La realidad es que la pandemia se tradujo en menos dinero para comer. Hoy una de cada 10 personas en el orbe, viven con menos de 1.90 dólares al día.

A su vez en América Latina la incertidumbre económica estaba presente incluso antes de la llegada del Covid-19. En la última década el ingreso por persona apenas avanzó un pírrico 0.2%. Por si fuera poco, la pandemia podría empujar a otras 16 millones de personas en la región hacia las garras de la pobreza…

Centavitos para el maíz… En promedio en América Latina los hogares destinan 13% de su gasto para la adquisición de alimentos, una tendencia que difícilmente se podría revertir en los años por venir dado el acotado crecimiento del PIB regional.

Puntualmente se calcula que en la próxima década, aun con la reactivación económica, el ingreso por hogar en Latinoamérica apenas experimentará un avance moderado del 1.5%, para alcanzar los 10 mil 100 dólares anuales, es decir que aún estará un 22% por debajo del promedio mundial.

Asimismo, en México el ingreso per cápita crecería sólo en un 2% hacia el 2030, con lo que difícilmente se lograrán las metas de desarrollo sustentable para abatir la desnutrición. Así que en la siguiente década persistirá inseguridad alimentaria…

Fuente: LA RAZÓN

Artículos relacionados

Categorias

DEL ARCHIVO

PUBLICIDAD