12.3 C
Chihuahua
domingo, noviembre 27, 2022

La producción pecuaria “intensiva”, divide opiniones en Suiza y pone en riesgo los acuerdos comerciales y a la industria alimentaria

  • Luego de que en días recientes se votara una iniciativa para prohibir la ganadería intensiva en Suiza, desde la Unión de Agricultores en ese país se detalló que las leyes existentes ya prohíben y limitan el número de animales, por lo que la “práctica intensiva” no existe, además de que se respeta el bienestar y dignidad de los animales destinados a producción.

Autoridades suizas sometieron a votación la prohibición de la ganadería intensiva a nivel nacional, esto como una medida para abonar al bienestar animal, el cual ya está regulado en sus leyes.

La aprobación de este nuevo lineamiento significaría que la producción pecuaria a niveles industriales sería ilegal, así como las importaciones cárnicas desde empresas que desempeñan dichos esquemas.

Entre las asociaciones que están impulsando esta prohibición está la Asociación de Pequeños Agricultores de Suiza, Greenpeace, el Partido Verde y grupos de protección animal.

El único partido político en el gobierno que apoya esta restricción es el Parti Socialiste Suisse.

Este tipo de prohibiciones violaría los acuerdos comerciales internacionales y dentro de la Unión Europea.

El gobierno de Suiza emitió su recomendación contra esta propuesta, advirtiendo que los cambios violarían los actuales acuerdos comerciales, incrementarían los costos operativos en el sector, y por lo tanto, los precios de los alimentos al consumidor.

En su sitio web publicaron que la legislación doméstica respecto a la protección de los animales, ya es de las más estrictas a nivel mundial, pues su bienestar y dignidad están garantizados, independientemente del número de especímenes que habitan en una misma unidad de producción.

Al respecto, la Unión de Agricultores Suizos encabezó una campaña en contra de la prohibición, asegurando que las leyes existentes ya limitan el número de animales por granja, lo que significa que la práctica intensiva no existe en ese país.

De acuerdo con una encuesta realizada por la firma consultora GFS Bern, 52% de los entrevistados se opusieron a la propuesta, mientras que 47% aseguraron que apoyarían esta iniciativa.

Se avizoran caídas en la producción de alimentos

Michel Darbellay, jefe de producción, mercado y ecología de la Unión de Agricultores, dijo para The Guardian que tan solo en el caso de la carne de cerdo, la medida representaría una caída de hasta 50% en el procesamiento local.

Referente a la avicultura, concluyó que la cantidad máxima permitida de 18,000 gallinas ponedoras y 27,000 aves de engorda por granja, se reduciría hasta los 4,000 y 500, respectivamente.

Con información: Ganadería.com

Artículos relacionados

Categorias

DEL ARCHIVO

PUBLICIDAD