CARGANDO

Escribe para buscar

Notas Noticias

La cerveza artesanal y su cultura

Compartir

M.C Jessica Ileana León Gutiérrez

En la actualidad, la cultura cervecera está tomando un nuevo rumbo.

Desde hace tiempo, las compañías cerveceras industriales, han enfocado sus esfuerzos por alcanzar al consumidor global, aquel que se identifica con las asociaciones que la misma marca le da con la música, deportes, arte, cultura o tendencias tecnológicas. En suma, se consumó ya que es parte de un estilo de vida.

Es en el mercado Premium, en el que los productores de cerveza artesanal llevan la delantera, ya que su potencial es grande y tentador: la gran versatilidad que dan las fórmulas permite que con diversos ingredientes se propongan sabores distintos y realmente nuevos.

Esta parece ser la encomienda de algunos emprendedores dispuestos a imprimir toda su creatividad, conocimiento, intuición de gustativa y entusiasmo en elaborar las cervezas que se muestran orgullosas en aquellos bares o restaurantes donde se pueden maridar con diferentes platillos.

Para esta industria no parece haber limites, es un sector relativamente nuevo que empezó a crecer a un ritmo sostenido, encontrando un nicho de mercado en el consumidor gourmet.

La cerveza artesanal tiene su origen a finales de la década de los 70 en el Reino Unido, y fue utilizada para describir a una generación de pequeñas cervecerías que se enfocan en la producción tradicional, mismas que por esta característica pronto serian renombradas como microcervecerias o brewpubs.

Una cerveza para que sea considerada artesanal, tiene que estar compuesta únicamente por agua, malta de cebada, lúpulo y levadura. Así mismo su producción total (por cervecería) debe ser menor a 7 millones de barriles al año, conducirse con independencia y tener capital familiar, es decir, no ser parte de una empresa transnacional.

En la actualidad, las micro cervecerías han adoptado una estrategia de mercadotecnia diferente a la de compañías de cerveza industrial, ofreciendo productos que compiten según la calidad y diversidad, en el lugar de precios bajos y publicidad. (Erick Calvillo, industria del consumo)

Gracias a la demanda por consumir cerveza artesanal, el número de cerveceros en el mercado global está creciendo significativamente; debido a esto los gobiernos de países como Australia, Nueva Zelanda, Bélgica. México, China y Reino Unido comienzan a promover la producción de cerveza artesanal y a la apertura de nuevas cervecerías gracias a la contribución al desarrollo económico y generación de empleo que éstas impulsan.

La industria cervecera es una de las más grandes de México, Grupo Modelo y Cuauhtémoc-Moctezuma Heineken son dos de las empresas más importantes de nuestro país, tanto para la industria cervecera, como para nuestra economía.

El consumo de cerveza en México en 1901 era de 906 mil 328 litros de cerveza, lo cual superaba al aguardiente, los licores, así como las bebidas compuestas, e inclusive el refresco. Para 1955, ya existían 54 cervezas de 18 cervecerías registradas. (Cerveceros de México 2017)

La Cerveza Artesanal en México

A mediados de los años 90 nació, en el centro del país, la primera cervecera mexicana artesanal, al tiempo que los grandes corporativos industriales nacionales se encargaban de conquistar el mercado internacional. En 1995, surge la primera cerveza tipo ale (de fermentación alta) en la Cuidad de México, inspirada en las cervezas estadounidenses.

Los establecimientos cervecería-restaurante, que naturalmente requerían una inversión más fuerte aparecieron en Monterrey y en la Ciudad de México en 1996 y 1997, respectivamente.

Con la entrada del nuevo milenio surgieron más emprendedores que fusionaron estilos y crearon algunos otros, todos ellos son ahora de las cerveceras independientes más importantes en términos de capital y distribución.

Es a partir de 2011, que la industria comienza a mostrar un crecimiento sostenido, que ha llevado a nuestro país a ser el principal exportador a nivel mundial de cerveza artesanal, el verdadero auge de esta industria sucedió a partir del 2013 con la resolución de la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) sobre la no exclusividad en la distribución de cerveza. (El Economista 2013)

En este 2017, se estima que la industria de la cerveza artesanal en México incremente sus ventas a 166,069 hectolitros, lo que representa un incremento de 59% en las ventas, de acuerdo con datos de la Acermex (Asociación de Cerveceros de la Republica Mexicana) pero aun es mercado en crecimiento en comparación a los 92 millones de hectolitros de cerveza industrial que se producen cada año en promedio en México, al menos durante los últimos 5 años. (Estado de la industria cervecera artesanal 2016-2017)

 

La Cerveza Artesanal en Chihuahua

Chihuahua un Estado rico en producciones agrícolas, en las cuales también es participe dentro de este rubro tan interesante como la cerveza artesanal, ya que cuenta con más de 9 marcas de cervezas que participan a nivel nacional en Chihuahua capital hay cuatro marcas, en Ciudad Juárez se producen otras cuatro y una más en Parral.

La cerveza es prácticamente un patrimonio cultural de Chihuahua; es fiel compañero de una carne asada y de una reunión con amigos. Incluso se dice que «si vives en Chihuahua tienes que tomar cerveza».

El mercado de la Cerveza artesanal en Chihuahua es relativamente joven comenzando así en el 2013 por emprendedores y productores interesados en este mercado, que, aunque se tengan que importar insumos como la cebada, lúpulo, levadura y otros, lo que hace especial a la cerveza chihuahuense es el agua de la entidad, sometida a un proceso especial que le da un sabor característico.

Actualmente, están afiliados a la ACA (Asociación de Cerveceros Artesanales) 18 miembros, de ellos 6 son de Juárez, En la capital del estado se cuenta con 10 cerveceros, aunque también los hay en Casas Grandes, Parral y Delicias.

Se busca tener producción local de lúpulo para que así los costos de producción sean menores y la industria crezca y sea un mercado prometedor para la economía y metería del turismo en el Estado.

 

Retos de la industria de Cerveza Artesanal

Los productores de cerveza artesanal aseguran que el mayor obstáculo al que se han enfrentado es el impuesto y la falta de cultura del consumo de cerveza. “Estamos acostumbrados a tomar la cerveza industrial a menos de dos lados, la cerveza artesanal es diferente, algunas se tomas a 4,6 u 8 grados o a temperatura ambiente”.

Los altos costos de producción es uno de los retos para esta industria artesanal ya que es mas costosa frente la fabricación industrial, ya que la producción en volumen nunca será equiparable. Esto se refleja en los precios finales, pues una caja de cerveza industrial con 24 botellas cuesta alrededor 298 pesos, mientras que la artesanal eleva su costo hasta en un 100 por ciento y vale 700 pesos,

El acceso de los insumos es también un reto para esta industria ya que la malta, levadura o lúpulos generalmente son importados de Alemania, Francia o los Estados Unidos, ya que los agricultores nacionales que la producen trabajan para satisfacer la demanda de la cerveza industrial. Los independientes deben comprar todo importando lo que incremente los costos pues la malta europea tiene un arancel en México. (Paz Austin, directora de Acermex)

Las grandes compañías se vuelven un reto para los productores artesanales ya que ponen traspiés a micro productores es al sancionar a los centros nocturnos que las distribuyen, quitándoles publicidad, licencias, entre otros beneficios.

Pero con las nuevas leyes antimonopolio han beneficiado a pequeños productores, brindándoles nuevas oportunidades en el mercado. (net noticias 2015)