Nacional Principal

Contribuirá el Estado con el Banco de Alimentos de México en beneficio de familias de escasos recursos

A través de la Secretaría de Desarrollo Rural, para brindar apoyos emergentes de alimentación; ofrecerán para su recolección los principales cultivos estacionales: manzana, frijol y maíz.

Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Desarrollo Rural, contribuirá con el esfuerzo que el Banco de Alimentos de México realiza día con día en beneficio de las personas y las familias de más escasos recursos, que requieren apoyos emergentes de alimentación.

Por instrucción del gobernador del Estado, Javier Corral Jurado, el secretario de Desarrollo Rural, René Almeida Grajeda, acudió a las instalaciones de la citada organización, para ofrecer un programa de calendarización para la recolección de productos del campo de las diferentes regiones del estado.

En este sustento que brindará la administración estatal a través de dicha dependencia, destaca la entrega de manzana, frijol y maíz, que se ofrecerán para su recolección, como los principales cultivos estacionales en base a la disponibilidad en las diferentes zonas productivas de la entidad.

Expresó al presidente del Patronato de Cáritas, Tomás Rodríguez Yañez: “El jefe del ejecutivo estatal, de manera sensible nos instruye a que hagamos un análisis cuidadoso y pertinente, para solicitar la colaboración de aquellas y aquellos productores agropecuarios que tengan en existencia algún producto utilizable para las familias y personas más necesitadas del estado”.

En todo momento, agregó, la Secretaría de Desarrollo Rural sostendrá una coordinación estrecha con el DIF Estatal, a cargo de Cinthia Aideé Chavira Gamboa, a efecto de dar mayor fortaleza a esta colaboración.

El Banco de Alimentos en Chihuahua es el más grande de la República Mexicana y atiende diariamente a personas migrantes, asentamientos indígenas y centros de rehabilitación, comentó Rodríguez Yañez.

Finalmente, destacó que el mecanismo de atención de este organismo, cuyo objetivo es recuperar alimentos, especialmente no perecederos, de empresas y supermercados, a través de instituciones caritativas y de ayuda social oficialmente reconocidas, es transparente, sencillo, claro y operativo.

Esto, con el propósito de que toda persona moral, incluido el gobierno estatal, y las personas físicas interesadas en esta noble misión, puedan realizar aportaciones en especie, para tener más alimentos disponibles para su distribución a las clases más desprotegidas.

“Gratamente notamos que un número muy importante son apoyados de manera semanal por el centro, a través de despensa o algún tipo de insumo, de bien, que les permita que su dieta alimenticia esté lo más completa posible”, concluyó.