CARGANDO

Escribe para buscar

Agricola Artículos Editorial Nacional

El Sector agroalimentario ante el T-MEC

Compartir

Cd Mex-.

Cuando entra en vigor el Tratado de libre comercio con America del Norte  (TLCAN) en enero de 1994, se pensaba que el sector agroalimentario nacional seria desplazado por los productores de Estados Unidos, 25 años después el balance ha sido positivo, las exportaciones agroalimentarias pasaron de 3,800 millones de dólares en 1994 a poco más de 38 mil millones de dólares para este 2019, asimismo la balanza comercial agroalimentaria hoy presenta un superávit creciente los últimos 5 años que ya supera los 9 mil millones de dólares.

 

Los principales productos agroalimentarios mexicanos de exportación son la cerveza, aguacate, berries, tomate, tequila, carne de res, chiles, azúcar, productos de confitería y galletas y de Estados Unidos importamos maiz amarillo, soya, carne de puerco, trigo, leche en polvo, carne de res, fructuosa principalmente, existe un tema de mercados que se han comportado complementarios.

 

No ha sido la misma historia de éxito para el sector de la producción de granos y oleaginosas,  en donde a pesar de ser productores muy eficientes en nuestro País, las condiciones de competencia con los productores de los Estados Unidos son muy desiguales, en términos de apoyos directos, de costos de producción, en términos de costos y esquemas financieros y de administración de riesgos, es por ello que México se ha convertido en el principal destino de las exportaciones de granos y oleaginosas para los Estados Unidos.

 

Desde el 2016, México se convirtió en el principal proveedor de alimentos para los Estados Unidos en donde para el 2019 representó el 22% de sus importaciones del agro y de igual manera el principal destino de las exportaciones agroalimentarias de Estados Unidos es realizadas a nuestro País.

 

Hoy estamos ante otro escenario, un nuevo tratado de libre comercio, el T-MEC en el cual durante el proceso de renegociación y posterior a el se generaron nuevas reglas del juego, para el sector agroalimentario los principales cambios tienen que ver en las disciplinas en materia ambiental y laboral que pueden representar un riesgo para los exportadores mexicanos, no en el sentido de incumplimiento de las obligaciones, sino por ciertas medidas o supuestos que pudieran representar un obstáculo en el flujo de mercancías hacia los Estados Unidos.

 

Aunado a esos riesgos, también se presenta uno que no esta plasmado dentro del propio nuevo tratado, sino más bien a partir de su implementación existe el compromiso de parte del representante comercial del Gobierno del Presidente Trump, Robert Lighthizer de una serie de acciones e investigaciones cuyo objetivo es proteger a productores de Florida y Georgia principalmente en la que se pretende demostrar que existen prácticas de dumping en algos productos hortofrutícolas, esta intención podría generar la implementación de una especie de estacionalidad en donde podría restringirse el ingreso a los Estados Unidos de algunos alimentos si sus productores ofrecen la suficiente oferta para su mercado, lo que implicaría una posible violación al propio tratado y a la normativa existente en la Organización Mundial de Comercio, esto sin duda refleja que los productores mexicanos son más productivos y competitivos lo cual considero que ha sido uno de los principales beneficios de la apertura comercial.

 

Hoy México ocupa el 8º lugar como exportador de alimentos a nivel mundial, lo cual se realiza a más de 180 paises, aunque existe una concentración del 75.3 % en la región de Norteamérica, Estados Unidos (71.5%) y Canadá (3.8%), es fundamental el poder lograr una mayor diversificación de mercados, existen grandes oportunidades en Europa, China, Japón, Corea del Sur, en los mercados árabes, Centro y Sudamérica entre otros, para lograrlo es necesario el trabajo conjunto entre sector y Gobierno, se debe impulsar una estrategia para aprovechar las oportunidades que se tienen en los mercados internacionales, hoy esta responsabilidad recae en la Secretaria de Relaciones Exteriores, siendo las embajadas que nuestro País quienes llevaran a cabo la promoción de la inversión a nuestro País y el fomento de las exportaciones.

 

El sector exportador mexicano presenta un gran potencial para nuestro crecimiento y desarrollo, es claro que el impulsarlo es una inversión rentable, permite la posibilidad de mayores y mejores empleos, un ingreso importante de divisas, de derrama económica y de mayor bienestar para todos los mexicanos; el sector agroalimentario presenta grandes fortalezas, un estatus fitozoosanitario que es un pasaporte para el mundo, productores y organizaciones inmersos en procesos productivos eficientes , con certificaciones de  calidad e inocuidad y protocolos de cumplimiento de obligaciones laborales y medio ambientales, un sector cada vez más responsable socialmente ; Es fundamental establecer una política pública con una visión de mediano y largo plazo en donde se defina la vocación productiva de cada una de las regiones, acciones, programas y recursos para integrar a un mayor número de pequeños y medianos productores, mecanismos financieros, de promoción de los productos agroalimentarios en el mundo  y aprovechar las ventajas comparativas que ofrecen otros mercados, además de atender nuestro mercado nacional.

Ing. Luis Fernando Haro Encinas, Director General del Consejo Nacional Agropecuario

 

Etiquetas:

También podría gustarte