CARGANDO

Escribe para buscar

Agricola Editorial Estatales Nacional Opinion

La agricultura moderna y el medio ambiente

Compartir

Cd Mex-.

Para el 2050, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que la producción de alimentos a nivel mundial debe incrementarse en al menos un 60% de lo que actualmente estamos produciendo. Sin duda es uno de los principales retos que enfrentará la humanidad.

En México, dentro de 30 años se estima que habrá una población de 150 millones de habitantes y para poder garantizar el alimento para toda la población es necesario aumentar sustancialmente la producción agropecuaria y pesquera. La alternativa más viable para poder lograrlo es mediante el incremento de la productividad, ser más eficientes por superficie y por metro cúbico de agua aplicado, utilizar los avances tecnológicos para elevar la producción, la rentabilidad y hacerlo de manera sustentable.

Hoy la agricultura 4.0 ha venido a revolucionar la producción de alimentos. No es el futuro, es el presente que ya está siendo utilizado en muchos paises desarrollados: el manejo de la información, el uso de drones, de satélites, el uso de la robótica, de aplicaciones que pueden predecir no sólo el clima, sino la presencia de plagas y enfermedades, haciendo aplicaciones selectivas.

También están el uso eficiente de los productos para la protección de cultivos, programas diseñados especialmente para hacer más eficiente y sostenible la producción de alimentos, mayores controles de calidad , inocuidad y de todos los procesos de producción. El presente y el futuro de la agricultura tiene que ver, como en todo, con un tema de equilibrios, el cómo se conjuntan en un entorno de sostenibilidad el beneficio económico y el beneficio social, armonizado con el medio ambiente.

Para poder hacer frente al reto de atender la demanda creciente de alimentos ante un panorama complejo hay que considerar algunas variables: los impactos del cambio climático, la poca disponibilidad de recursos naturales, la degradación de los suelos, todo ello, hacen que hoy la producción de alimentos tenga que desarrollarse de una manera más eficiente y sustentable.

México no puede quedarse atrás del desarrollo, de las nuevas tecnologías que existen ni poner en riesgo el abasto de alimentos para su población. Es fundamental mantener los equilibrios, se tiene que mantener un nivel de rentabilidad adecuado para que se pueda seguir invirtiendo en el sector, para que se puedan pagar buenos salarios a los trabajadores, incluso para que los precios de los productos al consumidor también sean más accesibles, produciendo alimentos de calidad, sanos e inocuos.

La producción de alimentos está íntimamente ligada a las políticas públicas que se establezcan y a la prioridad que se tenga como Gobierno para estimular la producción y asegurar el abasto de alimentos para toda la población. Por ello las políticas y decisiones que se tomen tienen que tener sustento científico, siempre buscando en bien común y los equilibrios.

Una parte fundamental de la agricultura moderna se enfoca a elevar la productividad, a producir más con menos, a nivel mundial y en nuestro país el enfrentar el reto de elevar la producción de alimentos no está basado en aumentar la frontera agrícola, hay limitaciones en tierras cultivables, en disponibilidad de recursos naturales, de ahí que la nueva dimensión de la agricultura tiene que darse mediante la mayor eficiencia de los procesos productivos que contemplen un equilibrio adecuado con el medio ambiente y la agricultura moderna está enfocada a esos objetivos.

Director General del Consejo Nacional Agropecuario

Luis Fernando Haro.

Etiquetas:

También podría gustarte