Noticias

Lenta recuperación en almacenamiento de presas

Uno y dos centímetros en su escala fue el aumento que se registró del lunes al martes en las presas Boquilla y Francisco I. Madero, embalses en los que se redujo de manera significativa la extracción de volumen para riego, debido a las lluvias constantes que se presentaron en los últimos días.

De acuerdo con información del radio operador de la Comisión Nacional del Agua, a la mañana de ayer la presa Boquilla había incrementado un centímetro en su nivel y contaba con 1 mil 937.908 millones de metros cúbicos de almacenamiento, lo que representó el 66.97 por ciento de su capacidad.

La extracción en este cuerpo de almacenamiento fue de 28 metros cúbicos por segundo, y la precipitación pluvial registrada en su estación fue de 14.5 milímetros.

En la presa Vírgenes el incremento en su escala fue de dos centímetros y su almacenamiento era de 213.007 millones de metros cúbicos, lo cual equivale al 59.95 por ciento de su capacidad.

Hasta antier el embalse había permanecido cerrado a la extracción, pero se reabrió con 5.5 metros cúbicos por segundo. La precipitación acumulada al día de ayer fue de cinco milímetros, mientras que en la estación de Conagua ubicada en Delicias fue de cuatro milímetros.

Miguel Núñez Nava, jefe del Distrito 005, comentó por su parte que las lluvias recientes originaron la disminución de la demanda de riego. De los 71 metros cúbicos por segundo, se redujo a 33 metros cúbicos.

Observó que hasta el momento no se ha presentado una precipitación general que obligue a cerrar las presas a la extracción. Sin embargo, destacó que la Boquilla subió dos centímetros en las últimas 48 horas aunque las aportaciones no han sido considerables.