CARGANDO

Escribe para buscar

Noticias Pecuario

Piden atender robo de ganado y desplazamiento en Guadalupe y Calvo

Compartir

Chihuahua— Mediante la Red en Defensa de los Territorios Indígenas de la Sierra Tarahumara, las comunidades indígenas de Cordón de la Cruz, Mesa Colorada, El Tepozán y Tuáripa, del municipio de Guadalupe y Calvo, acusaron la falta de acción del Gobierno estatal ante denuncias por robo de ganado y por desplazamiento de familias.

En comunicado de prensa, indicaron que esas acciones contra la población las originan dos personas de apellido Alderete, Cornelio y Aurelio, así como familiares y sus propios trabajadores, que desde hace año y medio comenzaron un proceso de despojo directo en perjuicio de la población.

“Todo empezó en julio del 2016 cuando los Alderete Arciniega cercaron los terrenos de las comunidades indígenas y les exigieron a las familias que sacaran su ganado, alegando que eran terrenos que habían comprado al Gobierno hace 10 años”.

Un año después, los trabajadores de los Alderete arriaron el ganado de todos los habitantes de las comunidades y lo sacaron del predio que ellos consideran suyo, y taparon el único camino de ingreso a Mesa Colorada y Tepozán, derribando dos pinos e instalaron un campamento con lonas, hules y cuerdas, en donde se instalaron los pistoleros de la familia Alderete con armas de alto poder, relata el comunicado de la red.