CARGANDO

Escribe para buscar

Noticias

Reservas de agua en beneficio de la biodiversidad mexicana

Compartir

AARÓN IRIZAR LÓPEZ. EL SOL DE MÉXICO.

El agua dulce es el recurso más importante no sólo para la vida humana, sino también para la diversidad biológica y la conservación de los ecosistemas, por ello, la seguridad hídrica y el cuidado del agua deben ser temas esenciales de la agenda nacional e internacional.

 

Actualmente nos enfrentamos a grandes retos para garantizar el acceso y la disponibilidad de agua, no solamente para el consumo humano, sino también para mantener nuestras reservas hídricas en niveles adecuados para la conservación de la biodiversidad. El cambio climático constituye uno de estos retos.

Este fenómeno se encuentra directamente relacionado con crisis asociadas con el agua en todo el mundo. Las sequías, cada vez más recurrentes y prolongadas, causan escasez de agua indispensable para el consumo humano, la actividad agrícola y pecuaria y para el reabastecimiento de los mantos acuíferos subterráneos.

Según estudios realizados por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), existe vasta evidencia que señala que los recursos de agua dulce son altamente vulnerables a los cambios climáticos, lo cual puede tener serias consecuencias para las sociedades humanas y los ecosistemas.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), existen diversos estudios que sugieren que entre los años 2013 y 2030 las variaciones de temperatura y precipitación en México se intensificarían a consecuencia a consecuencia del cambio climático, generando diversas afectaciones al sector hídrico, entre estas la disponibilidad del agua.

Por estas razones el Programa Nacional Hídrico de este sexenio contempla el establecimiento de aguas nacionales superficiales para la protección ecológica. Por esta razón, el pasado 5 de junio, el presidente Enrique Peña Nieto firmó 10 decretos de reserva de agua, con lo que elimina la prohibición total para el aprovechamiento del agua en 300 cuencas hidrológicas del país y se promueve su uso sustentable y para la conservación ambiental.

De acuerdo con la SEMARNAT, estas reservas representan una garantía de conservación, no sólo para los sistemas acuáticos, sino también para los terrestres y la biodiversidad en su conjunto, coadyuvando a la adaptación al cambio climático.

Las medidas permitirán reservar volúmenes de agua suficiente para mantener el desarrollo de los ecosistemas y el abastecimiento para las necesidades básicas de las próximas generaciones.

Para la implementación de dichas reservas, el gobierno fue asesorado por la World Wildlife Fund (WWF), una organización para la conservación de la naturaleza líder en el mundo.

Contrario a las falsas versiones sobre una supuesta privatización del agua por parte del Gobierno Federal, la WWF precisó que las reservas de agua son un instrumento diseñado para proteger el caudal ecológico de las cuencas y asegurar los beneficios que los ecosistemas nos ofrecen a todos.

Asimismo, señala que las reservas de agua no representan la privatización del recurso, sino que, por el contrario, establece claramente los volúmenes de agua que deberán reservarse para la biodiversidad, lo cual redundará en un beneficio para todos, particularmente de las comunidades indígenas. Con estas acciones, México reafirma su compromiso con la conservación de la diversidad biológica y la construcción de sociedades resilientes ante el cambio climático.

En este periodo electoral, las llamadas Fake News se encuentran al orden del día, por ello, debemos ser ciudadanos conscientes e informarnos antes que dejarnos llevar por rumores que pueden causar mucho daño a nuestra sociedad.