CARGANDO

Escribe para buscar

Agricola Noticias Uncategorized

Se desploma producción de chile y aumenta la de algodón

Compartir

JOSÉ MIRANDA MADRID. EL DIARIO.

NUEVO CASAS GRANDES, Chihuahua. Aún y cuando el cultivo del chile ha sido uno de los más importantes para la economía de esta región noroeste, a la fecha, se ha reducido considerablemente la superficie de siembra con respecto a años anteriores.

Al mismo tiempo, este sistema de cultivo, significa una importante fuente de empleo para miles de familias, en un alto porcentaje provenientes del sur del país, empero, este año, la disminución de la superficie sembrada, también repercutió en la cifra de mano de obra empleada.

Con todo y ello, de acuerdo a señalamientos de productores, todavía se enfrentó la falta de mano de obra para la cosecha, aunque no trajo consigo un problema del que no se pudiera salir airoso.

De acuerdo a estimaciones de las autoridades del campo, y los mismos productores, la reducción de siembra, que se reflejará en un menor volumen al mercado, generará un posible incremento del producto al consumidor, (entre 30 y 35 pesos kilo), a partir de que la demanda podría superar fácilmente la oferta del producto en venta.

En el presente año, la superficie de siembra en los seis municipios que comprende esta región noroeste (Ascensión, Janos, Casas Grandes, Nuevo Casas Grandes, Galeana y Buenaventura), de acuerdo a datos proporcionados por los titulares de los Distritos de Riego 01 (Casas Grandes) y 02 Buenaventura) de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Guillermo Acosta y Rogelio Alvarado García, se ubica en alrededor de 13 mil 300 hectáreas.

En años anteriores, la superficie sembrada de chile en sus diversas variedades alcanzaba alrededor de las 20 mil hectáreas en la región, sin embargo, la caída del precio en el marcado el año pasado llevó a los productores a disminuir la superficie de siembra en este 2017.

A ello se conjugó el repunte de precios en cultivos como el algodón y el nogal, por lo que los agricultores optaron por trasladar sus operaciones a este tipo de productos que a la fecha han tenido un importante repunte en superficie de siembra con grandes volúmenes de producción y buenos precios, toda vez que son cotizados en dólares a través de las bolsas de Nueva York y Chicago principalmente.

En este sentido, se menciona por especialistas en la materia que el precio base del quintal de algodón se ubica en los 71 dólares.

En cuanto al cultivo del chile, con todo y la baja en la superficie de siembra en este año, se mantiene junto con cultivos como la alfalfa, el sorgo y maíz, entre los principales que constituyen un aspecto importante en el motor económico de la región.

Los tipos y variedades que se cultivan es el tipo “Anaheim” con sus variedades Colegio, Sandía, Arizona, Cayennes, el tipo jalapeño en variedades Mitlas, Cascabel Bananos, Serranos, Habaneros y Tepines.

De acuerdo a las autoridades de SAGARPA en esta región, alrededor de un 30 por ciento del volumen cosechado de chile jalapeño verde en sus diversas variedades se divide entre la exportación a Estados Unidos y el mercado nacional, principalmente Guadalajara y la Ciudad de México.

El chile jalapeño se vende en verde, a excepción de pequeños volúmenes como “chipotles.

En base a las mismas cifras aportadas por Sagarpa, el 70 por ciento restante de la producción corresponde a la conocida variedad de chile Anaheim en chile seco rojo, cuyos principales mercados, son Zacatecas, Guadalajara y la Ciudad de México.

De hecho, es muy común que compradores del producto acudan a esta zona para realizar las transacciones comerciales.

Según estudios el chile, entre otros cultivos de la región, está clasificado como el de mejor calidad en todo el mundo, y ante ello las autoridades agropecuarias, apuntan a que se requiere que los productores y todos aquellas entidades que se encuentran inmersas en este sistema producto, busquen oportunidades para dar a conocer las cualidades y bondades de este producto, no solamente a nivel nacional, sino mundialmente.

En cuanto al estatus sanitario, este producto no enfrenta problemas de sanidad, a partir de que esta región se clasifica como libre de plagas, a raíz de la aplicación se fuertes y severas medidas que se han aplicado a través de los años para el control y erradicación de las mismas en una labor conjunta de productores y las Juntas Locales de Sanidad Vegetal en la zona.

Con todo y ello, sin embargo, se han enfrentado algunas situaciones, clasificadas como de “baja incidencia” en cuanto a la conocida plaga del “picudo”, que no han repercutido negativamente, en virtud del control que se ha ejercido en su erradicación.

Por otra parte, aún y cuando para estas fechas, el ciclo del producto, podría señalarse como concluido, en realidad, el mismo se extiende todavía durante al menos los siguientes tres o cuatro meses, dado que el mayor porcentaje del volumen cosechado (70 por ciento) se seca y se comercializa como chile seco rojo, a un precio más alto y una de las variedades es el tipo “Anaheim”.

Para este tipo de chile, los principales mercados son Zacatecas, Guadalajara y la Ciudad de México, a pesar de que una de las problemáticas que podrían considerarse, es que los productores “no saben comercializar”.

En este sentido, se hace hincapié en cuanto a que los agricultores chileros de esta región, son buenos productores, hacen las cosas bien, siembran bien, cultivan bien, cosechan bien, pero, desafortunadamente no saben comercializar.

Una de las principales causas al respecto, apunta a que en primer lugar los productores no están organizados de manera fuerte, para de tal manera estar en posibilidad de acceder a mejores créditos, adquirir insumos más baratos, y estar en disponibilidad de colocarse con mejores oportunidades que les puedan ofertar los mercados nacionales e internacionales.

Otra de las afectaciones, se puede enfocar en el hecho de un bajo precio del producto, particularmente debido a las importaciones del mismo de otros países, principalmente Perú a muy bajo precio.