CARGANDO

Escribe para buscar

Noticias Uncategorized

Tecnología INIFAP eleva hasta 80% la producción de algodón

Compartir

Tecnología INIFAP eleva hasta 80% la producción de algodón

Aldama Chih.- Como resultado de una investigación que lleva más de 10 años, especialistas han desarrollado nuevos métodos de cultivo que permiten aumentar hasta un 80 por ciento la producción de algodón por hectárea, reducir los costos hasta en un 35 por ciento y un 20 por ciento el consumo de agua.

En el kilómetro 33.3 de la carretera Chihuahua a Ojinaga, se encuentra el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas, forestales y Pecuarias.
El maestro en ciencias, Carlos René Lara Macías, especialista en pastizales y recursos forrajeros en conjunto con los científicos Ramón Rodríguez Martínez, con especialidad en uso de insecticidas, y José Luis Aldaba Meza especialista en manejo de residuos y malezas,  experimentaron hasta probar nuevos métodos de cultivo de algodón que hace rentable esta actividad.

La investigación fue patrocinada por la fundación Produce, el Gobierno del Estado y la Sagarpa.

Para lograr buenos rendimientos, es necesaria la asistencia técnica ya que las necesidades varían dependiendo del suelo, clima y otras características,  explicó Lara Macías, quien puntualiza que algunas de las características del método son que se trata sembrar en las fechas adecuadas, los tiempos exactos del riego, la cantidad precisa de fertilizantes, y la forma y fecha de la cosecha.

Para determinar esto, es necesario hacer estudios de suelo cada año, el cual cuesta entre los 120 y 150 pesos cada muestra, en los laboratorios de la Uach, o de Unifrut, con lo cual se determina la cantidad exacta de fertilizantes que requiere el suelo, sin poner de más porque regularmente el productor se excede.

Se debe fertilizar una vez antes de la siembra, otra en el primer riego de auxilio, una más en el segundo riego de auxilio y la tercera, dependiendo de cómo va la planta; el asesor técnico debe evaluar cuál es el momento indicado o si ya no será necesario una tercera fertilización.

En cantidades, lo recomendable es 150 kilos de nitrógeno y 60 de fósforo por hectárea, y en algunos casos es necesario el potasio, en cantidades que pueden variar.

En la forma de siembra tradicional, se hacen surcos de entre 90 centímetros y un metro de distancia uno del otro, y lo recomendado es que se hagan de los 76 a 86 centímetros uno de otro; entre más junto es mejor, sin embargo, hacerlo posible, depende de la maquinaria agrícola de la que disponga el productor.

En el cultivo tradicional siembran de seis a ocho plantas por metro lineal, y lo recomendado es de 10 a 12 plantas.

Si el productor tiene asesoría del riego, sólo hará cuatro durante el periodo agrícola o máximo seis, cuando en el cultivo tradicional, hacen de seis a 10 y en algunos casos hasta 12 riegos, detalla la investigación.

Con la asesoría, hay productores que tienen un rendimiento de hasta 14 pacas por hectárea, sin embargo, lo ideal son de 9 a 12 comenta Lara Macías.

La siembra debe hacerse del 15 de abril al 10 de mayo no antes ni después, para prevenir pérdidas por heladas al final del ciclo.

La cosecha se debe hacer cuando el 85 por ciento de los capullos del campo se encuentra abierto y no dejar el algodón más de 20 días en el campo, después de que está listo para la pizca, porque exponerlo a mucho al sol, hace que pierda calidad, y actualmente hay productores que se esperan meses para cortarlo, señala el investigador.

Antes de la pizca, se recomienda aplicarle un “desecante”, el cual hace que desprenda la hoja, que de no retirársele antes de la pizca, la fibra traerá mucha basura y le mermará calidad.

Para determinar las fechas de siembra, riegos y cosecha, el Inifap se basa en información obtenida de las 81 estaciones agroclimatológicas que instaló en toda la región agrícola del estado, las cuales arrojan información de humedad, temperaturas máximas y mínimas, así como radiación y vientos cada 15 minutos.

Otra recomendación importante es la rotación de cultivos cada dos años para no perder la fertilidad del suelo; conviene sembrar un año algodón y al siguiente cereales o leguminosas.

José Díaz Miramontes, presidente del comisariado ejidal de Ascensión, comentó que toda su vida se ha dedicado a la agricultura, y este ciclo ha sido el mejor, gracias a que tuvo asesoría del Inifap, donde le indicaron el momento exacto para regar y fertilizar.

Díaz Miramontes comentó que de una cosecha de cinco pacas por hectárea que hacía en años anteriores, la incrementó a nueve, pese a que hizo sólo cuatro riegos en lugar de los ocho que hacía en años anteriores, según cuenta.

Se le indicó el momento exacto para regar y también cambió de fertilizantes, este año utilizó una mezcla de nitrógeno, urea, sulfato de amonio y de potasio, el cual consiguió en los comercios de los menonitas y según dijo, le costó mucho más barato que los fertilizantes tradicionales.

El costo de producción para Díaz Miramontes fue de poco menos de 15 mil pesos dijo, y pese a que vendió a 70 dólares el quintal, en el peor precio del año, le fue rentable por su alto rendimiento.

Esto significa que Díaz Miramontes cosechó 43.3 quintales por hectárea, de los cuales recibió una utilidad de 20 mil 820 pesos por hectárea.

Algodon

El productor comentó que hasta que llegó al cargo de presidencia del comisariado ejidal, se dio cuenta de que capacitándose haría más rentable su cosecha.

Resaltó que también le fue bien porque consiguió dinero con familiares para no endeudarse, y pudo también tener la libertad de comprar los insumos donde estaban más baratos, por lo que recomendó que se busquen opciones de precios, ya que  varían hasta un 30 por ciento entre un proveedor y otro.

EN RESUMEN:

a)      Hacer estudios de suelo cada año; cuestan entre 120 y 150 pesos cada muestra.

b)      La siembra debe hacerse del 15 de abril al 10 de mayo, no antes ni después, para prevenir pérdidas por heladas al final del ciclo.

c)       Fertilizar una vez antes de la siembra, otra en el primer riego de auxilio y otra en el segundo riego de auxilio.

d)      Fertilizar con 150 kilos de nitrógeno y 60 de fósforo por hectárea, y en algunos casos es necesario el potasio.

e)      Hacer surcos a una distancia de entre los 76 a 86 centímetros uno del otro

f)       Sembrar de 10 a 12 plantas por metro lineal.

g)      Regar de 4 a 6 veces máximo

h)      Cosechar cuando el 85 por ciento de los capullos del campo se encuentra abierto.

i)        No dejar el algodón más de 20 días en el campo después de que está listo para la pizca.

j)        Aplicarle un “desecante” antes de la pizca, a fin de que desprenda la hoja y no tenga basuras.

k)      Rotación de cultivos cada dos años para no perder la fertilidad del suelo.

l)        Alternar la siembra con cereales o leguminosas.