CNA pide al Gobierno no descuidar a grandes productores

Nos gustaría que cada sector tenga una atención especial dependiendo de su tamaño y capacidad productiva, queremos cerrar la brecha entre los pequeños, medianos y grandes, aseguró Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario.

Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), pidió al Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no descuidar a los medianos y grandes productores agrícolas de México, pues al hacerlo no se lograría cumplir la meta de autosuficiencia alimentaria.

El líder empresarial aseguró que miembros del organismo han mostrado su preocupación por la reorientación de los apoyos para el campo.

“Estamos de acuerdo en reasignar una cantidad de recursos importante hacia los pequeños, a los que les falta tecnología, caminos, semillas mejoradas, pero si dejamos fuera a los medianos y a los grandes, no vamos a cumplir la meta, ya no digamos de la autosuficiencia alimentaria, sino la que recomienda la FAO de que produzcamos el 75 por ciento de lo que producimos y hoy México está produciendo el 59 por ciento de lo que producimos”, dijo De la Vega durante su participación en el Tercer Foro EF Agro.

Si el Gobierno no apoya a los productores medianos y grandes, el país va a depender más de las importaciones, alertó el líder empresarial. 

“Con la Cuarta Transformación nos gustaría que cada sector tenga una atención especial dependiendo de su tamaño y capacidad productiva, queremos cerrar la brecha entre los pequeños, medianos y grandes”, aseguró.

Si se decidiera no apoyar a medianos productores de maíz, por ejemplo, se verían obligados a dejar de exportar, debido a la caída en los precios de este producto, pues en otros países, como Estados Unidos, se dan subsidios a sus agricultores, señaló.

“Mis socios comerciales en Estados Unidos sí reciben apoyo de sus gobiernos y me dejan fuera del mercado”, dijo De la Vega.

El campo mexicano necesita una garantía de mayor estabilidad por parte del Gobierno federal: Bosco de la Vega

El presidente del CNA, afirmó este martes que para sostener el crecimiento de 10 por ciento del sector es necesario de paz laboral, Estado de Derecho y una visión integral del campo mexicano en la tercera edición del Foro Agro.

En entrevista conEl Financiero,el directivo señaló con preocupación la situación de las huelgas laborales en el norte del país que pueden contagiarse a otros sectores, sobre todo en el marco del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), y el convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“Estamos comprometidos por el T-MEC, a modificar el convenio 98 de la OIT. ¿De qué va a depender el éxito? Del buen uso que si haga de eso, de si tenemos el respaldo de las autoridades y que no se van a permitir sindicalismos ‘charros’. Si se le da fuerza a organismos internacionales, le va a ir muy mal a México”, dijo.

De la Vega señaló que, por ello estas huelgas podrían propagarse a la zona sur del país, por lo que subrayó como necesario lograr un balance entre salarios justos y equilibrios productivos para conseguir “la paz laboral”.

Por otra parte, el presidente del CNA remarcó como necesario una visión integral del campo mexicano que brinde certeza al sector en aspectos clave como la partida otorgada en el Presupuesto de Egresos de la Federación. 

“Quedamos con 56 mil millones de pesos y hemos perdido talentos: delegados agrícolas en Canadá y China, perdimos el 70 por ciento de los jóvenes que trabajaron en la renegociación. Nosotros queremos que se acabe con la corrupción, invertir para llegar a niveles de crecimiento del 4 por ciento, pero necesitamos certeza”, puntualizó.

En el marco de este punto, pidió al Gobierno federal que se trabaje en un plan a largo plazo, que incluya el no negociar el presupuesto para el campo cada año y el apoyo a los medianos y grandes productores, que estarán en riesgo si se quedan sin subsidios federales. 

“Si el Gobierno decide no apoyar a los medianos productores, por ejemplo yo que soy productor de maíz, tendría que deja de sembrarlo porque con las caídas de los precios y sin los apoyos del Gobierno, los productores de Estados Unidos me van a dejar fuera del mercado”, dijo.

Por último, indicó que la administración federal debe garantizar el Estado de Derecho para los productores que siguen sufriendo las acciones del crimen organizado. 

“Es un tema que vemos, que el narcotráfico está empoderado. Hay secuestros, robos de maquinaria, estamos muy expuestos y no vemos que los Gobiernos de los estados y los municipios estén actuando (…) veo hoy que la delincuencia tiene vía libre en este país”, apuntó.

Por otra parte, el presidente del CNA remarcó como necesario una visión integral del campo mexicano que brinde certeza al sector en aspectos clave como la partida otorgada en el Presupuesto de Egresos de la Federación. 

“Quedamos con 56 mil millones de pesos y hemos perdido talentos: delegados agrícolas en Canadá y China, perdimos el 70 por ciento de los jóvenes que trabajaron en la renegociación. Nosotros queremos que se acabe con la corrupción, invertir para llegar a niveles de crecimiento del 4 por ciento, pero necesitamos certeza”, puntualizó.

En el marco de este punto, pidió al Gobierno federal que se trabaje en un plan a largo plazo, que incluya el no negociar el presupuesto para el campo cada año y el apoyo a los medianos y grandes productores, que estarán en riesgo si se quedan sin subsidios federales. 

“Si el Gobierno decide no apoyar a los medianos productores, por ejemplo yo que soy productor de maíz, tendría que deja de sembrarlo porque con las caídas de los precios y sin los apoyos del Gobierno, los productores de Estados Unidos me van a dejar fuera del mercado”, dijo.

Por último, indicó que la administración federal debe garantizar el Estado de Derecho para los productores que siguen sufriendo las acciones del crimen organizado. 

“Es un tema que vemos, que el narcotráfico está empoderado. Hay secuestros, robos de maquinaria, estamos muy expuestos y no vemos que los Gobiernos de los estados y los municipios estén actuando (…) veo hoy que la delincuencia tiene vía libre en este país”, apuntó.

Si se le da más poder a los sindicatos se podría ‘incendiar’ el país: Bosco de la Vega

El presidente del CNA expuso que la demanda que la iniciativa privada realiza al Gobierno es que se dé equilibrio para evitar que se den situaciones como las que han sucedido en empresas del norte del país.

Aseguró que los focos rojos están encendidos en su sector porque le preocupa que se les pueda otorgar más beneficios a los sindicatos nacionales a raíz de las reformas a la Ley Federal del Trabajo.

“Yo estoy muy preocupado del ambiente laboral mal intencionado, de las pugnas que hay sobretodo en Matamoros, ya estamos viendo brotes en Mexicali, este tema es como gasolina, se nos puede incendiar el país… tenemos que cumplir con el acuerdo 89 de la Organización Internacional del Trabajo, totalmente de acuerdo, es un compromiso para que el Nafta progrese, pero de eso a que tengamos a un Napoleón Gómez Urrutia con un tema de sindicalismo internacional, viniendo a presionar muy duro aquí en México, con no muy buenas intenciones, nos preocupa mucho”, dijo de la Vega, entrevistado luego de su participación en el Foro EF Agro.

El empresario expuso que la demanda que la iniciativa privada realiza al Gobierno es que se otorguen reglas claras en materia comercial y un equilibrio para evitar que se promuevan situaciones como las que han sucedido en algunas empresas basadas en entidades del norte del país.

“La petición al Gobierno… es que sí se respeten los derechos laborales, pero que no tengamos guerras sindicales por los nuevos sindicatos que están desplazando a los sindicatos vigentes, ahí necesitamos prudencia de todas las partes, necesitamos unas muy buenas relaciones con nuestros trabajadores, como las tenemos, para que nuestros trabajadores sean un verdadero contrapeso, y necesitamos un equilibrio de nuestra secretaria del trabajo para que no promueva esas agresiones como las que han estado habiendo del 20/32”, externó.

El presidente del CNA aseguró que, de continuarse con esta situación, además de no abonar al ambiente nacional en materia laboral, los paros de trabajadores podrían empezar a expandirse en la república e iniciar su descenso de las empresas del norte hacia las de otras regiones del país.

“Si haces un mapa puedes poner en rojo a Matamoros, toda la franja fronteriza yo la pondría en amarillo con algunos rojos en Mexicali y demás. El tema de la planta cervecera en Mexicali es otro foco rojo que ahí está, y eso nos puede empezar a bajar, y ya está inquietando a áreas del norte después de la franja fronteriza, eso no nos ayuda nada en el ambiente laboral nacional, y necesitamos salir con una reforma laboral que se justa con los trabajadores y para los empresarios”, expone.

Sin embargo, de la Vega dijo tener confianza en que habría prudencia por parte de laSecretaría del Trabajo al reformular la ley porque de lo contrario existe la posibilidad de la generación de problemas de desempleo y competitividad.

“Nosotros confiamos mucho en la Secretaría del Trabajo, confiamos mucho en el empresariado y confiamos mucho en la prudencia que necesitamos cuidar a nuestros trabajadores y nuestras empresas, ¿por qué razón? Porque si no perdemos competitividad, mandamos señales complejas hacia el extranjero, perdemos inversión, perdemos empleos aquí y al rato va haber un problema de desempleo que no vamos a poder con él”, agregó.

Agroindustriales confían en solución positiva al tema del tomate con EUA

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA) Bosco De la Vega, previó “un buen resultado” para México y Estados Unidos en el caso del tomate, ya que se trata de un producto que actúa de forma complementaria en ambos mercados.

Luego de que el Departamento de Comercio en la Unión Americana anunció que llevaría a cabo una investigación antidumping por la venta de tomate mexicano a precios inferiores a los del mercado.

Al respecto, el representante del CNA dijo que los sectores no se han detenido y trabajan en ambos lados, mientras que en Estados Unidos se atiende el tema, aunque a una velocidad menor ya se formó una coalición en ese país a favor de la negociación y en México “nos estamos organizando para este tema”.

Los productores de Florida, Carolina del Norte y del Sur, así como de Georgia, piden tener precios competitivos para el tomate de ese país “y le van a pedir a México que suba sus precios”.

Pero advirtió que si México sube mucho sus precios, los perjudicados serán los consumidores y se afectarían las exportaciones de México.

“Entonces, tenemos que cuidar al consumidor y cuidar que tengan negocio los dos países porque es un producto complementario”.

Además, celebró que el tema esté en manos de Wilbur Ross, “un hombre prudente, con intenciones de armar equipo y con buena relación con México”.

Refirió que la parte de gobierno está muy bien integrada, en tanto que por el lado del sector privado hay una muy buena relación con la contraparte en aquel país. “Y estoy seguro de que serán los mismos norteamericanos los que cuidarán que el tomate no sea un problema”.

Sin embargo, advirtió que en caso de que se imponga algún arancel al tomate mexicano, el país va a responder con contundencia.

Al respecto aseguró que de haber acciones que perjudiquen a México, el gobierno mexicano trabajaría en las represalias, pero aún no se tiene nada y aseguró que ya se trabaja para hacer igual de ágiles las demandas de dumping en México que en Estados Unidos.

“En Estados Unidos es muy fácil demandar y en México es dificilísimo lograrlo” por lo que aprovechó para dejar en claro que el sector agropecuario mexicano se pronuncia por tener reglas igual de ágiles para ese tema. “Y si viniera un ataque por parte de Estados Unidos, exigiríamos una respuesta igual”.

EL FINANCIERO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *