La verdad sobre las semillas de chía

0
971

La chía es una semilla a la que se la atribuyen connotaciones de super alimentos, aunque en la nutrición no existe tal término ya que es un término usado en marketing. En si lo que se quiere dar a entender, es que reúne maronutrientes como carbohidratos, grasas buenas y proteína con varias vitaminas y minerales como zinc, niacina, hierro y calcio principalmente.

 Pero vamos analizando a fondo el contenido de nutrientes de esta semilla; según el sistema mexicano de equivalentes, la porción de chía son 7 cucharadas que equivale a 50 gr, de los cuales 3.5 gr son de proteína, (necesitamos entre 60 y 80 gr de proteína al día, por lo que la porción de chía difícilmente cumplirá con este requerimiento), contiene 3.5 gr de grasas poliinsaturadas siendo el requerimiento diario de 28 gr por lo que tampoco va a cubrirlo del todo.

 De las propiedades de esta sobrevaluada semilla que se pueden destacar es su efecto saciante, ya que absorbe 10 veces su peso en agua y es rica en fibras. Puede ser una buena opción para personas que quieran bajar de peso, que quieren controlar sus niveles de glucosa en sangre o bajar sus niveles de colesterol y triglicéridos. Es, además, un alimento rico en calcio y hierro recomendable para personas que puedan presentar deficiencias como niños, mujeres embarazadas o adultos mayores.

 He leído comparativas de la semilla de chía con el salmón respecto a sus contenidos de proteínas y omega 3 y 6, pero hay que recordar que la porción de chía es de 50 gr y para lograr que estar propiedades se igualen con este pescado tendríamos que consumir de 150 a 200 gr lo que puede elevar demasiado el consumo de fibra, ocasionarnos gases y en algunos casos estreñimiento por el exceso de fibra soluble. Además, por ser una semilla que absorbe agua y aumenta su tamaño con consistencia gelatinosa, el exceso en su consumo puede obstruir las vías digestivas.

 En conclusión, no hay un solo alimento que por si solo pueda aportar los requerimientos diarios de todos los nutrientes que el cuerpo humano necesita, una de las leyes de la alimentación es la variedad, por lo que hay que alternar entre diferentes tipos de semillas, granos, carnes, frutas, verduras, etc. Para asegurar la ingesta de todos los nutrientes. Hay que tener también en cuenta que las modas en la alimentación pasan de super alimento a super alimento todo el tiempo y que no es bueno obsesionarse con una sola opción.

L.N. Oswaldo Márquez

Calle Juan Aldama 1904 Col. Centro

WP 614-151-27-81   FB @oswaldonutriologo