Elementos para el diseño de políticas públicas de fomento a la agroecología

ESTUDIOS E INVESTIGACIONES CEDRSSA. CÁMARA DE DIPUTADOS.

La aprobación por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas de los Objetivos del Desarrollo Sostenible y de la Declaración de los Derechos de los Campesinos y de otras personas que trabajan en las zonas rurales (2018), las cuales contaron con el voto favorable del Estado Mexicano, hacen necesario que en nuestro país y el mundo se tomen medidas para que en las actividades agropecuarias y forestales se realicen bajo los principios y tecnologías de la agroecología, pues de no hacerlo, no se podrá cumplir con los objetivos y la garantía de los derechos establecidos en los citados acuerdos internacionales.

La agroecología tiene como finalidad lograr la sostenibilidad de los agroecosistemas, la cual Gliesmman dice que se logra, cuando mínimamente se cumple lo siguiente:

  • Tiene el mínimo efecto negativo en el ambiente y no libera sustancias tóxicas o dañinas a la atmosfera y las aguas superficiales y subterráneas;
  • preserva y recupera la fertilidad del suelo, previene la erosión y mantiene la salud ecológica del suelo;
  • usa el agua en forma tal que permita la recarga de los acuíferos y el uso por parte de la población humana y otros elementos del ecosistema;
  • hace uso de los recursos dentro del agroecosistema, incluyendo las comunidades cercanas, reemplazando los insumos externos con un mejor ciclo de los nutrimentos, adecuada conservación y con amplio conocimiento ecológico;
  • valora y conserva la diversidad biológica, tanto en los paisajes silvestres como los domesticados y,
  • garantiza la equidad en el acceso a las prácticas agrícolas apropiadas, al conocimiento y a la tecnología, así como permitir el control local de los recursos agrícolas.

La agroecología tiene como una de sus fuentes las prácticas y conocimientos de campesinos e indígenas que se basan en el cuidado y conservación de los recursos naturales y que partir de los principios de la ecología, ha permitido el desarrollo de metodologías y técnicas para el establecimiento de agroecosistemas sostenibles.

La agroecología por su origen y propuestas, se orienta principalmente hacia los pequeños productores, para los cuales es fundamental producir los alimentos que consumen y que por la promoción de los paradigmas de la revolución verde, sus sistemas productivos se han modificado negativamente, pues las dimensiones y características de sus unidades productivas y el ecosistema donde se ubican, no son en su mayoría, propicias para producir eficientemente con esas propuestas tecnológicas, por lo que obtienen bajos rendimientos, generalmente de un solo cultivo y que, a veces no les permite cubrir las necesidades de alimentación y mucho menos obtener excedentes para comercializar, de tal forma que les permita obtener ingresos suficientes para adquirir los alimentos que no producen y tampoco los agroquímicos que se hacen necesarios por las tecnologías inapropiadas que han adoptado.

En México el sector campesino e indígena representa más de tres cuartas partes de los productores y la agroecología consideramos que es la mejor opción para que de manera sostenible mejoren sus condiciones productivas y de ingresos.

DESCARGA ESTUDIO COMPLETO.

Elementos para el diseño de políticas públicas de fomento a la agroecología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *