AMLO última opción del CNA vs ajuste al presupuesto del campo, esta semana con Romo y ayer en el Senado

0
166

AL SECTOR AGROPECUARIO le queda claro que a estas alturas la única instancia que puede revertir el ajuste presupuestal al campo para 2020 es el propio presidente Andrés Manuel López Obrador.

De ahí que se insista por parte del Consejo Nacional Agropecuario (CNA) que preside Bosco de la Vega en lograr una entrevista con el primer mandatario para poder plantearle directamente las consecuencias que tendrá el recorte del 29.3% que formuló la SHCP de Arturo Herrera al Congreso, lo que significará apenas una partida de 46 mil 250 mdp.

El recorte es lluvia sobre mojado, puesto que también en 2018 el sector primario fue sacrificado debido a la tradicional escasez de recursos públicos.

Por lo pronto esta semana la IP agropecuaria se reunirá con Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia, y ayer ya hubo un encuentro con José Narro presidente de la Comisión de Agricultura del Senado.

El equipo del CNA ya hizo lo propio con los integrantes de la Comisión de Agricultura a cargo de Patricia Terrazas y la semana pasada se aprovechó el Foro Agroalimentario que se realiza desde hace 16 años y que esta vez fue en Guanajuato a cargo de Diego Sinhue, para exponer su queja a la Secretaría de Agricultura (SADER).

Ahí estuvieron el titular de la dependencia Víctor Villalobos y los subsecretarios Miguel García Winder y Víctor Suárez Carrera. Los funcionarios reiteraron a los empresarios que el foco de la estrategia gubernamental hacia el campo son los pequeños agricultores con quienes se tiene una deuda histórica.

El CNA que dirige Luis Fernando Haro no está para nada en contra de esa misión postergada durante años, pero ésta debe realizarse sin descuidar a los medianos y grandes agricultores que son fundamentales para alcanzar la autosuficiencia alimentaria, otro de los grandes objetivos delineados en esta administración.

Para el año que viene son muchos los apoyos que se recortarán en el presupuesto de SADER y con ello se cree que el resultado será contraproducente, ya que podría generarse un crecimiento de las importaciones.

Por ello el CNA ha insistido en todos sus encuentros, en cuanto a que es un contrasentido golpear al sector agropecuario cuando este es el único que mantiene un avance en su actividad, a diferencia de la industria.

Vaya este muestra a la fecha un superávit comercial de 6 mil mdd y no se descarta el que pueda llegar a 10 mil mdd al finales del año.

En este sentido el propio esfuerzo exportador está en un predicamento puesto que para el 31 de este mes de octubre se van a cerrar las oficinas de representación internacionales de SADER y ECONOMÍA que lleva Graciela Márquez. Hablamos de China, Japón, Francia, Bélgica, Canadá, Uruguay, etc.

Con ello el comercio agropecuario mexicano va a quedar sin la asesoría y la representación para enfrentar eventuales amenazas fitosanitarias y hasta de comercio como son las prácticas desleales.

Lo curioso es que esta estructura sólo significa 19 expertos que para un gobierno no debería resultar tan complicado mantener, máxime su papel estratégico.

EL CNA ya tuvo que contratar al experto en agricultura que estaba en China, pero lo comercial se mantendrá desguarnecido.

Así que el CNA mantiene sus gestiones, ya con el tiempo encima, dado que el presupuesto deberá estar listo antes del 20 de octubre. Veremos si logra revertir la austeridad.

ALBERTO AGUILAR. NOMBRES, NOMBRES Y…NOMBRES. EL HERALDO DE MÉXICO.