Buscan cobrar agua a empresas del sector agro

Sembrando Vida debe ajustarse, dice Morena; propone a Conafor para dirigir programa.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara Baja, Alfonso Ramírez Cuéllar, pidió retomar la propuesta planteada para el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 sobre el cobro de agua a grandes empresas del agro, además de replantear el programa Sembrando Vida para proteger el medio ambiente.

Destacó que la problemática del campo reside no sólo en el monto de recursos asignado, sino también en el diseño de las políticas destinadas al sector medioambiental, como en uno de los programas emblemáticos del gobierno actual, Sembrando Vida, que es administrado por una dependencia no especializada en el sector, sino por la Secretaría de Bienestar.

Advirtió que el programa estaría mejor enfocado si se hiciera cargo de él una dependencia como la Comisión Nacional Forestal (Conafor), ya que ésta “cuenta con un enfoque integral y especializado, con estudios de viabilidad y sustentabilidad agroforestal productiva.

“Creo que es necesario replantear el diseño de Sembrando Vida y vincularlo a las acciones de la Conafor, con el objeto de identificar sinergias, evitar duplicidades y hacer más eficiente el uso de los recursos”, mencionó.

El diputado de Morena indicó que las reformas a la Ley Federal de Derechos, para establecer medidas que evitaran el dispendio de agua por parte de los grandes productores del campo, “fueron desechadas debido a presiones de una parte del sector empresarial, que desplegó una campaña de desinformación.

“La propuesta buscaba, por un lado, evitar el mal uso del agua, y por el otro, incrementar los recursos para fortalecer la infraestructura hidráulica del país. Creo que no debemos quitar el dedo del renglón, pues sería una reforma que beneficiaría directamente a la población”, dijo.

Ramírez Cuéllar refirió que México se encuentra ante un retroceso presupuestal en lo correspondiente a medio ambiente y agua para el próximo año.

“Los recursos han disminuido tanto en 2019 como en 2020, respecto al máximo histórico registrado en 2018. Estas reducciones afectan tanto a la capacidad operativa de las dependencias dedicadas a la gestión ambiental como a la realización de obras públicas”, señaló.

Recordó que la atención al tema del medio ambiente “responde no sólo a las necesidades urgentes del país, sino también a diversos compromisos internacionales, como el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible adoptados en el seno de las Naciones Unidas, o incluso al Acuerdo comercial entre Estados Unidos, [México] y Canadá [T-MEC]”.

Antecedente

En noviembre pasado, después de sesionar por más de 12 horas, el pleno de la Cámara de Diputados avaló la Miscelánea Fiscal, las leyes de Ingresos sobre Hidrocarburos y la Federal de Derechos, en la que se obligaba a todos los campesinos del país a pagar derechos por el empleo del agua para uso agrícola y pecuario.

Posteriormente, aprobaron la Ley Federal de Derechos con la obligación de pagar derechos de agua a todos los agricultores del país a partir del siguiente año, con lo que pretendía recaudar recursos extras en la Ley de Ingresos por 520 millones de pesos.

El diputado Carlos Javier Lamarque Cano (Morena) presentó una reserva para modificar la Ley Federal de Derechos y que las aguas provenientes de fuentes superficiales o extraídas del subsuelo, destinadas a uso agrícola y pecuario, pagaran derechos sobre el agua por cada metro cúbico que exceda los 216 mil 364 metros cúbicos; sin embargo, la Cámara de Senadores eliminó esta propuesta.

ALEJANDRA CANCHOLA. EL UNIVERSAL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *