Agricultores de Culiacán esperan beneficios del T-MEC

CULIACÁN, Sinaloa.

Benéfico para la agricultura en la mayoría de los aspectos es entrada en vigor que se realizó el primero de julio del Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, dijo Enrique Rodarte, presidente de la Asociación de Agricultores del Río Culiacán (AARC).

Destacó que a su parecer el T-MEC, trata de una gran oportunidad y buena herramienta para mantener los lazos comerciales con los dos principales países con los que se tiene intercambios comerciales, que son Estados Unidos y Canadá, por lo que es algo positivo que se estableciera una fecha para el inicio y ya esté en operación.

Pese a la oportunidad que representa, el titular la AARC dijo que se cuenta con dos puntos en donde se deben de concentrar los focos de atención del país, que es el de estacionalidad agrícola y laboral.

En el tema laboral explicó que, a su parecer se tiene que poner atención en que no se busquen motivos o pretextos por parte de los gobiernos de dichos países para parar los productos por trabajo infantil o trabajo forzoso.

Ya que el trabajo forzoso no está definido totalmente, y lo que se define como trabajo infantil se aplica en algunos productos.

“Esto es un área de oportunidad para que permitamos a las personas mayores de 16 años que trabajen, esto no es ningún abuso infantil, lo hacen en otros países, hay mucha gente que a esa edad tiene ya necesidad de trabajar hay muchos migrantes que llegan ya esperando un hijo y no le pueden decir a su familia que no la puede mantener dentro de 2 años”, expresó.

Así detalló que la necesidad recae en que se legisle en el tema, ya que actualmente el trabajo forzoso se aplica en los cultivos de tomate y chile, y el trabajo infantil en los cultivos de tomate, chile, pepino y berenjena en México, en donde llegan a los campos agrícolas, migrantes con familias que mantener contando en algunos casos con 16 años para trabajar.

En lo que corresponde a la estacionalidad agrícola, el presidente de la AARC detalló que trata de la posibilidad de que se incrementen cuotas y aranceles a algunos productos de exportación, como sucedió en el tema del tomate.

Esto pues el cambio según lo que permite el tratado, se podría poner en cualquier época del año, en ciertos productos, y por parte de cualquier estado, sin la necesidad de que se aplique en todo el país, y además se puede hacer de manera muy rápida y afectaría a los agricultores de México.

Fuente: Inforural.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *