Llaman a garantizar seguridad alimentaria de la población durante la emergencia

El Pleno de la Comisión Permanente exhortó a las secretarías de Economía, y de Agricultura y Desarrollo Rural, a coordinar esfuerzos para que durante la emergencia sanitaria, no se frene la cadena de distribución de alimentos, durante la pandemia de Covid-19.

Senadores y diputados integrantes de la Tercera Comisión de la Permanente indicaron que están a favor de fortalecer y garantizar la seguridad alimentaria de la población más vulnerable, evitando la escalada de precios y ventas desleales de la canasta básica para que la economía de las familias no se vea afectada.

Señalaron que en el contexto de la pandemia, se estableció como actividades esenciales la distribución y venta de alimentos y bebidas no alcohólicas, mercados de alimentos, supermercados, tiendas de autoservicio, abarrotes y venta de alimentos preparados, muchas empresas incrementaron injustificadamente los precios de los productos aprovechando el pánico y el confinamiento de la población.

Subrayaron que no es posible que el precio de los productos de la canasta básica, se modifique diariamente a gusto y conveniencia de los comerciantes y no pase nada, por ello hacemos un llamado a que se verifique y se garantice que las familias no sean afectadas por el abuso de los ofertantes.

En otro dictamen, urgieron a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), para que vigile y, en su caso, sancione a las empresas que arbitrariamente suben los precios de los 43 alimentos que comprenden la canasta básica, así como los artículos de uso sanitario utilizados para frenar el avance de Covid-19.

En la discusión la diputada de Morena, Dolores Padierna solicitó a la Profeco realizar campañas de difusión informativas en televisión, radio y redes sociales sobre los procedimientos a seguir para denunciar alzas injustificadas en los precios de productos, relacionados con la pandemia de Covid-19.

Indicó que la Profeco indicó que en México hay abasto suficiente de productos básicos, por lo que no hay razones para aumentar los precios, por lo que la dependencia estableció una sanción de hasta tres millones de pesos a quienes aprovechen la crisis e incrementen el valor de los insumos básicos.

Las y los integrantes de la Tercera Comisión consideraron que los momentos actuales derivados de la pandemia es preciso garantizar que toda la población, particularmente la que vive en condición de pobreza y pobreza extrema, pueda acceder a los alimentos e insumos mínimos indispensables par garantizar su bienestar y salud.

Los tiempos actuales, dijeron, reclaman de la mayor solidaridad social, así como de una supervisión permanente de las autoridades para detectar sobre precios, especulaciones y anomalías que redunden en detrimento de las y los consumidores.

fuente: inforural.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *