26.4 C
Chihuahua
domingo, junio 26, 2022

Buscan proteger al ajolote de Xochimilco; experimentarán con ajolotes del antiplano

Cd Mex-.

La regeneración fisiológica del ajolote mexicano (Ambystoma mexicanum) es una de las razones por la que investigadores se han interesado en estudiarlo, sin embargo esta especie esta catalogada en peligro crítico, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana 59-Semarnat-2010, por lo que está sujeto a protección especial por parte de las autoridades nacionales.

Diversas razones han llevado a la especie a esas condiciones, que van de la invasión y deterioro de su hábitat, hasta su explotación para diferentes actividades humanas, incluida la investigación.

Eso llevó a expertos de la Unidad de Genómica Avanzada (UGA) del Cinvestav a buscar una alternativa con el fin de que la comunidad científica, interesada en este animal, emplee un pariente con similares condiciones regenerativas. Se trata del Ambystoma velasci, también conocido como ajolote del altiplano, cuya población, a diferencia de su pariente de Xochimilco, está en menor riesgo.

De acuerdo con Luis Alfredo Cruz Ramírez, adscrito a la UGA, el ajolote del altiplano es capaz de realizar metamorfosis en respuesta al ambiente una vez que alcanza la madurez sexual; es decir, al haber un cambio en temperatura o nivel de agua se convierte en una salamandra terrestre. Durante esa transformación fisiológica, el animal modifica su corazón, que pasa de dos a tres cavidades y su aparato respiratorio madura sus pulmones para respirar fuera del agua.

Esas características son similares a las experimentadas por el cuerpo humano durante la gestación y salida del vientre materno, por lo que la investigación del Ambystoma velasci también podría ser de mucha utilidad para la biomedicina.

El grupo de investigación, liderado por Cruz Ramírez, analizó el transcriptoma (lectura de la colección de genes que se expresan en las células) del corazón, pulmones y branquias del ajolote del altiplano durante el proceso metamórfico, que sin ser idénticos al de los humanos, podrían identificarse algunas proteínas o genes involucrados en la maduración de esos órganos en el proceso de gestación y nacimiento.

En el estudio de transcriptoma en los ajolotes del atiplano, los investigadores del Cinvestav, identificaron diferentes agrupamientos de genes relacionados con la expresión que se enciende en cada etapa de un tejido específico. De esa manera determinan la posible función molecular de cada agrupación de genes de acuerdo con el proceso de maduración durante la metamorfosis.

fuente: imagenagropecuaria.com

Artículos relacionados

Categorias

DEL ARCHIVO

PUBLICIDAD