El café de Hidalgo, sexto lugar nacional

 

TLANCHINOL, Hidalgo.

Pese a que hay plantaciones de café con más de 50 años de vida y por ende su productividad disminuye hasta un 70 por ciento, este grano hidalguense se posiciona en el sexto lugar a nivel nacional, luego de Chiapas, Veracruz, Puebla, Oaxaca y Guerrero.

En la entidad hay 24 mil 608 hectáreas donde se produce este grano y participan en ellas 35 mil cafetaleros.

En algunas de las parcelas de la tepehua y huasteca, ya se han hecho cambios de las plantas que se producen en viveros ubicados en Tasquillo y Huejutla. El objetivo de estos lugares es que se creen plantas que sustituyan a las que tienen hasta cinco décadas, por ende, se mejora el café y se da mayor cantidad del mismo.

De los 84 municipios de acuerdo con datos de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, SEDAGRO, 24 tienen vocación cafetalera y de ellos, ocho son los que dan mayor rentabilidad: Calnali, Chapulhuacán, San Bartolo Tutotepec, Tenango de Doria y Tepehuacán de Guerrero.

Además de Tlanchinol que tiene el primer lugar con 4 mil 900 toneladas al año. Le sigue Huehuetla y Pisaflores con 4 mil 365 y 4 mil 228 respectivamente, según datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

Las zonas de cultivo se han enfrentado no solo a que la planta ya tiene muchos años de haber dado el grano de café, sino igual, los precios, la plaga de la roya, aunado a aquellos hombres y mujeres que se dedicaban a esta producción, han dejado los cultivos por buscar otros horizontes, sobre todo porque han migrado, se informa en la SEDAGRO.

Sin embargo, en las aún 24 mil hectáreas donde se cosecha el grano, se prevé por parte de la Secretaría, que se mantenga o pueda aumentar la cantidad, incluso pese a los factores que pudieran llevar en desventaja la cosecha, incluyendo la crisis derivada de la pandemia por Covid-19.

Se estima puedan recogerse dos quintales por hectárea (cada quintal equivale a 100 libras o aproximadamente a 46 kilogramos), en este mes de octubre que es cuando se comienza a levantar la producción.

En el mercado se paga por café “pergamino” 30 pesos el kilogramo, en tanto que el conocido como “bola”, 18 por kilogramo; el “morteado” en 50 pesos el kilogramo y el “tostado” es el más caro y se vende entre los 120 y 160 kilogramos.

Hay comerciantes como el caso de Pedro Téllez que ofrecen el producto en plazas, que son sus mejores sitios para colocar el producto que ellos mismos siembran y cosechan, incluso cuando los muelen pueden mezclarlo con azúcar, en 90 pesos el kilo en tanto que el “natural” como ellos le llaman, en cien pesos.

El tianguis del jueves en Tulancingo para él es un buen mercado, pues llega a colocar entre sus clientes hasta 30 kilos.

Fuente> Inforural.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *