Persiste Chihuahua en negar entrega de agua a EU

Cd Mex-.

Faltan sólo 70 días para que venza el plazo de entrega de 468 millones de metros cúbicos de agua, más de lo que se debe enviar en un año (432 millones) a Estados Unidos, en el contexto del tratado internacional de 1944. La oposición de usuarios de riego de Chihuahua ha evitado que se avance para cumplir este compromiso, pero esto también afecta el consumo de 1.2 millones de mexicanos, señaló Blanca Jiménez, directora de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

En entrevista consideró que el tiempo está al límite, los más afectados son los propios agricultores. El tema de este recurso está muy politizado, enciende a la gente y esto ocurre mucho en el caso de Chihuahua. El tratado parte de un principio de que compartimos un río, los de arriba y abajo, y de los dos márgenes deben tener agua. En un ciclo de cinco años, que termina el 24 de octubre, México debe enviar mil 689 millones de metros cúbicos del río Bravo al país vecino, mientras Baja California recibe de esa nación mil 850 millones de metros cúbicos al año del río Colorado.

Chihuahua no quiere compartir agua y está con la idea de que pueden ser laxos los términos de un tratado, indicó Jiménez. De 50 por ciento que a la entidad le corresponde entregar, debido a que tiene más agua en el río Conchos (uno de los cauces tributarios al río Bravo), sólo ha entregado 38 por ciento. Del otro lado (en Estados Unidos) también hay agricultores y ciudades, tienen un problema similar de necesidad.

Agregó que en el consejo de cuenca hay un reglamento, definido por los usuarios, para la distribución de agua, pero Chihuahua no ha querido firmarlo. Mencionó que si se hubiera entregado el líquido en diciembre, el proceso habría terminado en febrero, pero ahora, con las altas temperaturas, también se pierde líquido por la evaporación y el tiempo se acorta. Agregó que el tema se encuentra en el más alto nivel del gobierno; participan en las negociaciones la Secretaría de Relaciones Exteriores y otras instancias.

Añadió que las opciones son seguir negociando y otra es que caiga un buen huracán, pero es una solución que depende del clima. Indicó que no hay manera de retrasar las entregas, no hay argumentos de sequía extrema y confió en que haya más racionalidad.

Sostuvo que a los distritos de riego se daban apoyos para la tecnificación, pero ahora el Presidente prohibió dar cualquier tipo de dinero, pero sí se hacen las obras que se requieren. Agregó que Chihuahua recibió recursos para la tecnificación y fue siete veces más por hectárea que distritos similares.

Fuente: Inforural.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *