Urge en Sinaloa subsidio para diesel agrícola

MAZATLÁN, Sinaloa.

La cancelación del subsidio al diesel no sólo le pega al sector pesquero, sino también al agrícola y ganadero, donde se las ven “duras” para subsistir y producir alimentos por la gran escalada de precios en los insumos, por lo que también este sector elevará su demanda a través del diálogo y la concientización hacia las autoridades, ya que urge el subsidio.

El regidor Felipe de Jesús Velarde Sandoval, líder de los ganaderos y coordinador de la comisión de Agricultura y Ganadería de Cabildo de Mazatlán, afirmó que el subsidio al diesel también les urge a ellos, así como a los pescadores, que están en su propia lucha.

Está todo muy castigado, los precios han subido, se nos han ido muy arriba, teníamos un subsidio al diesel y nos lo quitaron, nos lo dejaron en cero, estamos resintiendo mucho ese apoyo que nos estaba dando el gobierno federal, al igual que otros como el de Procampo y el Progran, que cada temporada representaban una gran ayuda”, expresó.

Refirió que en el caso del Procampo, sólo se mantiene para aquellos productores que tienen tres o cuatro hectáreas, pero no hay ningún beneficio para los que cuentan con 20, 25 y 30 hectáreas de tierras.

En el caso de Progan, que es el Programa de Estímulos a la Productividad Ganadera, a través del cual recibían un apoyo de 600 pesos por cada vaca productiva o preñada, también se le quitó al sector.

Señaló que a esto se suma que la temporada de lluvias no ha sido muy buena para los productores de la costa y el valle, ya que las precipitaciones hasta el momento son intermitentes y han favorecido más a la zona serrana.

Ojalá que el gobierno estatal y federal volteen a apoyarnos, porque la verdad la situación no está muy bien, nosotros teníamos un subsidio de dos y hasta tres pesos por litro de diesel en aquellos años, ahorita se nos quitó, primero le quitaron un peso, luego otro y luego te redujeron los litros, y ahí se la llevaron hasta que nos quitaron todo”, apuntó.

Indicó que el sector agrícola y ganadero está “pataleando y patinando” mucho por la falta de apoyos federales y estatales.

Dijo que como sector productivo, los agricultores y ganaderos no han optado por las protestas como son cierre de calles, ya que esperan obtener respuesta a través del diálogo.

Y agregó que actualmente están en espera de instrucciones de la Unión Ganadera Regional de Sinaloa para ver cómo se exigirá la demanda de un subsidio al diesel, porque este no sólo lo necesita el sector pesquero, sino también el agrícola y ganadero.

La situación que vive el productor local es muy complicada, sin subsidios y apoyos, pues un productor requiere cuando menos de 5 mil pesos para mover un tractor que gasta entre 100 y 200 litros de diesel diarios, cuando el galón de 40 litros cuesta casi mil pesos.

El sector agrícola de Sinaloa se encuentra muy “golpeado” ante la falta de apoyos de parte del gobierno federal.

Octavio Loaiza Torres, presidente de la Asociación de Agricultores del Río Presidio, comentó que a pesar de la pandemia por el Covid-19 este sector no ha parado de trabajar, sin embargo, no son competitivos porque los costos operativos son muy altos, principalmente el diesel.

Señaló que en la actualidad se tiene que pagar casi 20 pesos por el litro del combustible que utilizan para movilizar tractores y maquinaria agrícola.

“El sector agrícola no tiene el subsidio al diesel, al igual que los pescadores, nosotros tampoco contamos con este apoyo, lo que hace incosteable la actividad”. Loaiza Torres.

Loaiza Torres comentó que en la actualidad inician los trabajos de preparación de sus tierras, además de otras actividades que requieren el uso del diesel, por lo que resulta sumamente caro el tener que cumplir con estas tareas.

Llamó a las organizaciones agrícolas de Sinaloa a unirse en un frente común al movimiento de los pescadores para buscar que les sea restituido el subsidio al diesel marino y agrícola.

El estímulo fiscal en los sectores pesquero y agropecuario desapareció a partir de junio, este último se eliminó debido a que no se han establecido los mecanismos para su correcta operación.

Explicó que se han eliminado también varios programas y ha habido una reducción de recursos a otros. Se prevén recortes adicionales como la desaparición de apoyos para el seguro agropecuario, para esquemas de mitigación de riesgos y fideicomisos como el Fondo Nacional de Garantías, que en los últimos años había beneficiado a pequeños productores.

ebido a esto, en el sur de Sinaloa se ha incrementado la “renta de siembras”, donde los agricultores prefieren que otros las trabajen ante la inestabilidad que existe en el campo.

Normalmente son agricultores de avanzada edad que no tienen dinero para sembrar, por lo que ven en la renta de sus parcelas una forma de generar ingresos y de que su propiedad siga siendo productiva en tiempos difíciles.

En los últimos años las ganancias no han sido las esperadas en los cultivos de chile, tomate, frijol y maíz.

Ante los problemas que se presentan, algunos productores agrícolas, optan por rentar su tierra, desde 5, 8 y 12 mil pesos por hectárea.

DATO

12 mil hectáreas de cultivo existen en el municipio.

Diputados priistas piden a la federación disminuir el costo del diesel marino

En Culiacán, ante la crisis económica que afecta cada vez más a la pesca, el grupo parlamentario del PRI propuso un punto de acuerdo de obvia y urgente resolución, para exhortar al gobierno federal para que implemente de inmediato un programa de apoyo emergente, a fin de abaratar principalmente el costo del diésel marino, con el objetivo de recuperar la competitividad y rentabilidad de este sector económico, mismo que fue rechazado por la mayoría de Morena.

El diputado Gildardo Leyva aseguró que los pescadores ahora más que nunca están mejor que antes por los apoyos que les otorga el gobierno federal y condicionó el voto de Morena para apoyar el punto de acuerdo si los priistas aceptaban que el estadio de Mazatlán había sido dado al dueño de una televisora nacional, además, aseguraron que el PRI tenía como reservorio de votos a los pescadores.

Durante la sesión virtual de la diputación permanente, la diputada del PRI Ana Cecilia Moreno Romero expuso que de continuar el alto costo del combustible se corre el riesgo de que más de 3 mil 500 pescadores que laboran en las 500 unidades de la flota camaronera ancladas en la costa de Mazatlán se queden sin empleo durante esta temporada 2020-2021 de captura de camarón que inicia en septiembre.

Además de esta propuesta, también puso a consideración la necesidad de un programa federal que garantice condiciones económicas para la competitividad y rentabilidad de las micros, pequeñas y medianas empresas pesqueras, así como de una nueva política pesquera en materia energética, que garantice un precio estable y competitivo para el diésel.

Ana Cecilia Moreno, aclaró que el programa BIENPESCA no es suficiente para cubrir las necesidades más elementales de un pescador o acuicultor, dado que apenas son 7 mil 200 pesos el apoyo anual.

“A la fecha, nos encontramos frente al inminente inicio de la temporada 2020-2021 de captura del camarón, producto de consumo preponderante en nuestro país, y ante este escenario estamos en riesgo de que la mayoría de las embarcaciones y flotas de los litorales de México no puedan salir a realizar su actividad pesquera de manera ordinaria”.

Además del alto precio del combustible, que los pone en desventaja frente a la competencia de otros países como Estados Unidos y algunos de Centroamérica, la diputada priista destacó que la pesca enfrenta bajos precios de comercialización, el aumento constante en el monto de las deudas y un desempleo que se ha generalizado entre los miembros de la tripulación y las mujeres de las plantas procesadoras.

El problema vino a agudizarse, en el actual contexto de emergencia sanitaria debido a la pandemia causada por el virus COVID-19, misma que provocó la suspensión de la mayoría de las actividades económicas, impactando en la economía doméstica de las familias de los pescadores”, dijo.

Tomando en consideración que el precio del combustible representa el 70 por ciento del costo total de operación de una flota pesquera, la diputada Ana Cecilia Moreno Romero señaló que ello genera aumentos en cascada en el costo de la subida de los barcos a los varaderos, en el avituallamiento de las embarcaciones, en el pago de los derecho por aprovechamiento en los permisos de pesca y en la cobertura de cuotas al IMSS, entre otros.

Fuente: Inforural.com

Fuente: Inforural.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *