12.3 C
Chihuahua
domingo, noviembre 27, 2022

Apostarle al campo, buena inversión

En días pasados el Ejecutivo Federal presentó al H. Congreso de la Unión el Paquete Económico para el ejercicio 2023, el cual está compuesto por los Criterios Generales de Política Económica. La Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación.

Este proyecto considera un gasto total de 8,299 billones de pesos, un 17.1% más comparado con el presupuesto para este año, sustentado en estimaciones de algunas variables como la inflación del 3.2%; crecimiento del PIB del 3.0%; un tipo de cambio de 20.6 pesos por dólar; un déficit público de 3.6 como porcentaje del PIB. Por otra parte, el precio del barril mexicano para la exportación se estima en 68.7 dólares, con una producción de petróleo de 1,872 miles de barriles diarios.

Sin duda es un presupuesto optimista, considerando el escenario a nivel mundial que estamos viviendo, una crisis inflacionaria que está afectando las economías de todos los países y tomando en cuenta los movimientos geopolíticos y los conflictos bélicos que están ocasionando importantes impactos en nuestro planeta.

Sin embargo es importante señalar que, más allá de los ingresos que el Gobierno espera captar y generar, la propuesta de distribución del gasto por parte del Ejecutivo refleja claramente cuáles son sus prioridades: el rubro de mayor incremento presupuestal son los programas sociales, para lo cual se propone un gasto de 1 billón 750 mil millones de pesos. Asimismo se consideran incrementos presupuestales para las obras consideradas prioritarias como lo es el Tren Maya, al cual se le asignan 143 mil 73 millones de pesos.

Para el campo mexicano la propuesta al presupuesto de Egresos 2023 contempla un incremento del 26.4%, pasando de 55,789 millones de pesos para este año a 70,528 mdp, lo que representa un incremento de 14,739 mdp. Este incremento se da principalmente en el programa de fertilizantes al que corresponden 11,484 millones adicionales y se agregan 1,500 mdp más al programa de Producción para el Bienestar, que se enfoca a la transferencia de recursos a pequeños productores. Cabe señalar que en el año 2015 fue aprobado el presupuesto más alto que ha tenido la Secretaría de Agricultura, pues llegó a superar los 92 mil millones de pesos.

El Presidente de la República ha señalado que dos de las prioridades de su Gobierno en temas de lograr la autosuficiencia, lo es el tema energético y, por otra parte, el tema alimentario, entendiendo que esta autosuficiencia se enfoca en productos básicos, como es el caso de maíz, frijol, trigo, soya, arroz, algunos productos cárnicos, así como otros productos pecuarios, como la leche y el huevo.

Para lograrlo, es indispensable que se apoye la producción por sí sola; no importa si lo hacen pequeños, medianos o grandes productores, porque al final todos son importantes y la competencia está con productores de otros países, principalmente con aquellos que tenemos tratados de libre comercio, como son productores de Estados Unidos y Canadá, que reciben fuertes subsidios, apoyos e incentivos. Por supuesto que las necesidades difieren para los distintos segmentos de productores, y es por ello qué la política pública y los programas de apoyo deben considerar estas diferencias para incentivar la producción doméstica de estos alimentos y así poder generar una tendencia a la baja en la dependencia alimentaria del exterior.

México, es un país megadiverso y, por lo tanto, existen grandes oportunidades de incrementar la producción de alimentos y hacerlo de manera sustentable y responsable; el reto es como incrementamos la producción por unidad de superficie; por unidad animal, o por metro cúbico de agua utilizado; en pocas palabras como hacer más con menos.

Estoy convencido que la innovación tecnológica permitirá que tengamos un campo más moderno, productivo y sustentable; debemos de promover esquemas de financiamiento más adecuados; proteger la sanidad vegetal y la salud animal de México, envidiable para muchos países y que no debemos de escatimar esfuerzos para conservarlas.

El campo mexicano, ha demostrado en el tiempo, y ante las adversidades, ser una buena inversión; apostémosle a ese campo moderno y productivo; a ese campo que generé más y mejores empleos, desarrollo regional y mayor bienestar para toda la población; la producción de alimentos debe ser un tema de prioridad nacional.

Director General del Consejo Nacional Agropecuario

Artículos relacionados

Categorias

DEL ARCHIVO

PUBLICIDAD